Libérate con el mindfulness

La concentración plena nos ayuda a dominar la mente

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Prensa en Facebook

¿Cuál es tu nivel de estrés? De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 15% de los ciudadanos vive con depresión, una tasa muy alta. Además, la OMS también asegura que la ansiedad afecta más a las mujeres que a los hombres.

Vivimos en una época en la que las horas han cambiado su significado. Cada día pasamos menos tiempo en casa o tenemos menos minutos para nosotros. Las nuevas tecnologías han provocado que dependamos de las pantallas, a las que miramos cada poco tiempo, por miedo a que nuestro día cambie como consecuencia de un email o notificación.

Nos volcamos en los demás, a veces por necesidad de aceptación social y en ocasiones porque somos capaces de desarrollar el arte de la abundancia. Pero nos hemos olvidado de una de las personas más importantes en nuestras vidas: nosotros mismos.

Mirar hacia dentro no es egoísmo. ¿Cómo podremos ayudar a los demás si no sabemos progresar nosotros? Escuchar lo que nuestro interior quiere decirnos, puede ayudarnos a descubrir nuestros verdaderos sueños, eliminar las falsas creencias que nos ha impuesto la sociedad e, incluso, descubrir si le sucede algo a nuestro cuerpo.

He aprendido que el mindfulness puede realizarse en cualquier momento. Se trata de una práctica cada vez más en boga, instaurada en el ámbito de la medicina hace más de 30 años por el científico Jon Kabat Zinn. El ejercicio de atención plena fomenta nuestra productividad, no solo a nivel laboral, sino en nuestra vida diaria.

El francés La Rochefoucauld señalaba que “un hombre que no encuentra satisfacción en sí mismo, la buscará en vano en otras partes”.

La concentración plena nos ayuda a dominar la mente. Una de las formas más comunes de practicarla es a través del yoga o la meditación. Sin embargo, se puede adaptar a las rutinas diarias ya implantadas en tu vida.

Por ejemplo, durante el running, una música activa pero relajante puede ayudarte a la concentración. También en algo tan básico como fregar los platos, un ejercicio mecánico que puedes aprovechar para mantener un diálogo contigo mismo y reflexionar sobre tus hábitos.

Aldous Huxley, escritor de”Un mundo feliz”, aseguraba que “solo hay una pequeña parte del universo de la que sabrás con certeza que puede ser mejorada, y esa parte eres tú”.

www.IsmaelCala.com

Te recomendamos