Atracciones de Florida contra los casinos

La Asociación de Atracciones de Florida, de la que forman parte los populares parques de atracciones de Disney y Universal de Orlando, se sumaron a la campaña en contra de la construcción en Miami del mayor casino del mundo.

“Destinos menos afortunados de todo Estados Unidos han tratado de aumentar su cuota de mercado turístico mediante la adición de juegos de casino a sus estados”, aseguró esa agrupación en un comunicado, en el que indicó que los resultados siempre han sido “menos que estelares”.

En ese sentido, apuntó que “las promesas de bonanza económica y el aumento del empleo no se mantienen, y el juego de casino se ha convertido en cosa del pasado”, por lo que se mostró en contra de que Florida modifique la legislación para dar cabida en el estado a grandes casinos del estilo de los de Las Vegas.

El grupo malasio Genting compró terrenos en pleno centro de Miami con la intención de crear ahí el mayor casino del mundo, con 8,500 tragamonedas y más espacio para mesas de juego que el que ofrecen los tres mayores casinos de Las Vegas juntos.

El complejo crearía 100,000 empleos, supondría una inversión de $3.8 mil millones, aportaría $600 millones anuales en impuestos y ofrecería 5,200 habitaciones de hotel, 1,000 apartamentos y 50 bares y restaurantes.

La Asociación de Atracciones de Florida, que integra desde algunos de los mayores parques temáticos de Orlando hasta el Museo de la Ciencia de Miami, ha decidido unirse a la plataforma No Casinos, liderada hasta hora por los responsables de Disney World.

“La ‘marca Florida’ tiene valor debido a nuestros esfuerzos por protegerla de los intereses exteriores que quieren capitalizar nuestra superioridad como destino turístico añadiendo casinos”, reprochó la asociación.

Esta adhesión tiene lugar después de que hicieron lo mismo varios grupos religiosos de Florida, argumentando que el juego atrapa especialmente a los pobres y va acompañado de “prostitución, adicciones, quiebras, suicidios y otros problemas sociales”.