Quiero servir la comunidad

Quiero aprovechar esta oportunidad para reiterar que ha sido, y sigue siendo, un honor y un privilegio servir en la Junta de Comisionados del Condado Orange. 

Como ustedes saben, fui nombrado en agosto del 2010 por el gobernador Charlie Crist tras la suspensión de la comisionada Mildred Fernández. Recientemente, ella utilizó el recurso legal de “no contenderé” y su adjudicación se llevará a cabo a principios del 2012.

Cuando me nombraron entendí, que si la comisionada Fernández era condenada, seguiría sirviendo el resta de su término, el cual vence el próximo año.  Con el caso judicial llegando a su fin, han habido algunos rumores locales y artículos informando que el gobernador Rick Scott considerará el nombramiento de otros solicitantes. 

Como seguimiento quiero aclarar varios puntos.

En primer lugar, nunca he estado registrado bajo el Partido Demócrata. De hecho, nunca me he afiliado a ningún partido político.

En segundo lugar, se indica que el gobernador Scott va a tomar una decisión a finales de diciembre y que es básicamente un hecho.  Aunque esto puede ser cierto, espero sinceramente que reconozcan mi esfuerzo durante el último año, especialmente en la comunidad hispana.

Muchos ciudadanos han tomado la iniciativa de comunicarse con la oficina del gobernador Scott para expresar su apoyo a mí y solicitar que se me permita servir hasta 2012.

He trabajado diligentemente para servir a todos los ciudadanos y he prestado especial atención a la creciente comunidad hispana. 

Más aun, el día en que fuí juramentado mi primera acción fue nombrar a una coordinadora de enlace hispano para el Distrito 3. Jessica Rivera es puertorriqueña, completamente bilingüe, tiene una maestría y obtuvo el rango de sargento durante su período de servicio en el Ejército de Estados Unidos. 

Mi otra asistente también es hispana, sumamente competente y bilingüe. Me aseguré que mi equipo reflejara nuestra comunidad hispana, que es ahora el 33% de la población en el condado Orange. 

Además, he hecho 18 nombramientos a varias juntas, de las cuales 11 han sido hispanos. En reconocimiento de mis esfuerzos en la comunidad, la Asociación Borinqueña me nombró Ciudadano del Año y la Cámara de Comercio de Mujeres Hispanas me otorgó el Premio Honorario 2011.

En la Junta de Comisionados, abogué por una ordenanza local para ayudar a los veteranos discapacitados, reducir el gasto del Gobierno, patrociné la reducción de un 25% en las “cuotas de impacto”, y asigné fondos para ayudar pequeñas empresas y crear empleos. 

He trabajado arduamente resolviendo inquietudes de los ciudadanos y me he esmerado en colaborar con representantes de la ciudad de Orlando y la Junta Escolar, así como las organizaciones eclesiásticas.

Como residente del Distrito 3 por muchos años, asesor de la comisionada Mary Johnson, y ahora como comisionado, conozco el Distrito 3 y estoy trabajando vigorosamente para representar a todos.

Es un gran honor y privilegio servir, y espero que el gobernador Scott me permita continuar sirviendo.