Pensiones ex-conyuge en el estado de la Florida

Pensiones ex-conyuge  en el estado de la Florida
La concesión de una pensión de cónygue no es automática en Florida.
Foto: Archivo

En el estado de la Florida no existe una fórmula para el cálculo de la pensión ex-cónyuge, a diferencia del caso de la pensión para hijos menores.

La concesión de la pensión ex-cónyuge tampoco es automática en todos los casos donde se ha consumado un matrimonio. A menudo, las personas piensan que si permanecen casados durante años o más, automáticamente recibirá una pensión alimenticia. Este no es el caso.

Para el cómputo de la pensión ex-cónyuge, los Estatutos de Florida, 61.08 (4) establecen una presunción rebatible en cuanto a la duración del matrimonio. Un matrimonio a corto plazo se define como aquél que dura menos de siete (7) años, a mediano plazo es el que dura más de siete (7) y menos de diecisiete (17) años y a largo plazo es de diecisiete (17) años o más.

Cuando el matrimonio excede veinte (20) años, el tribunal también toma en consideración ciertos factores. La duración de un matrimonio es el período desde la fecha en que se contrajo matrimonio hasta la presentación de una acción de disolución del matrimonio.

En primer término, el tribunal tiene que hacer una determinación específica y objetiva en cuanto a si la pensión es necesaria. En segundo lugar, el tribunal tiene que hacer una determinación de la capacidad económica de las partes. Así las cosas, aún si una parte tiene necesidad de recibir la pensión, no será establecida si la otra parte no tiene capacidad de pago.

Por el contrario, si una parte tiene necesidad de recibir pensión y la otra parte tiene capacidad de pagarla, el tribunal tomará en consideración los siguientes factores a la hora de fijar la pensión ex-cónyuge:

El estilo de vida llevado durante el matrimonio.

La duración del matrimonio.

La edad y la condición física y emocional de cada parte.

Los recursos financieros de cada parte, incluyendo bienes fuera del matrimonio y los bienes conyugales y responsabilidades distribuidas a cada uno.

La capacidad para generar ingresos, los niveles de educación, formación profesional y la empleabilidad de las partes.

La contribución de cada parte en el matrimonio, incluyendo, pero sin limitarse a, los servicios prestados en tareas del hogar.

Las responsabilidades que cada parte tendrá con respecto a los hijos menores que tienen en común.

Las consecuencias tributarias para ambas partes, incluyendo la designación como ingreso exento.

Todas las fuentes de ingresos disponibles para cualquiera de las partes, incluidos los ingresos disponibles para cualquiera de las partes a través de inversiones de cualquier activo en manos de esa parte.

Cualquier otro factor en justicia y equidad.

Esto conlleva que bajo una misma situación de hechos un tribunal pueda hacer cinco determinaciones diferentes de pensión ex-cónyuge.

Una vez el tribunal haya hecho una determinación de la necesidad de una de las partes de recibir la pensión y de la capacidad de pago de la otra, tomando en consideración los factores arriba mencionados, se hará la determinación de la cuantía y tipo de pensión.

Hay seis tipos de pensión ex-cónyuge en la Florida. Cada tipo de pensión está diseñada para un propósito diferente. He aquí un resumen general de cada tipo de pensión alimenticia.

Pensión a corto plazo para facilitar la transición económica de la vida conyugal a la vida individual, se fija por un máximo de dos años.

Se concede típicamente en casos de matrimonios a corto y mediano plazo. Su propósito es asistir a una parte a rehabilitar sus capacidades y cualificaciones para generar ingresos, como regresar a la escuela a completar un grado o adquirir nuevas destrezas. La parte que solicita la pensión tiene que presentar un plan concreto y definido de la rehabilitación.

El propósito es asistir a una de las partes por un período determinado. Se utiliza como alternativa cuando resulta inapropiada una pensión permanente o rehabilitadora. La parte no tiene que presentar un plan rehabilitador.

Se otorga comúnmente en matrimonios de larga duración. El propósito es proveerle al cónyuge que tiene menor capacidad de generar ingresos que mantenga el mismo nivel de vida que tuvo durante el matrimonio. Hay que probar que la otra parte tiene la capacidad de pagar la pensión.

Se fija mientras el pleito de divorcio esté pendiente, hasta que la sentencia de divorcio advenga final y firme.

En algunos casos se utiliza como un mecanismo de apoyo o para igualar la distribución de bienes.

Si usted está considerando el divorcio y cree que tiene derecho a recibir o una pensión ex-cónyuge o que no tiene que pagar pensión, debe buscar el consejo legal de un abogado. La información contenida en este documento debe ser considerada solamente como información general y no sustituye el consejo de un abogado.

Puede comunicarse con la licenciada Marivette González en el 407-440-5050.