Pastores en diálogo con la Casa Blanca

Pastores en diálogo  con la Casa Blanca
Por primera vez los pastores pudieron escuchar cómo solicitar fondos federales para beneficio de sus feligreses.
Foto: Cecilia Figueroa. Especial para La Prensa

Poinciana

Oficiales de la Casa Blanca y pastores de la Florida Central sostuvieron un diálogo con el fin de establecer una relación directa para el beneficio de sus comunidades, en una reunión efectuada en el Centro de la Familia Cristiana en Poinciana.

“Esta es una conversación con pastores para que escuchen de la Administración federal. El objetivo no sólo es escuchar de ellos, sino abrir un diálogo abierto con las personas claves que pueden directamente ayudarles y que continúen este diálogo estableciendo una relación con los diferentes representantes de las agencias de la Casa Blanca”, indicó Betsy Franceschini, directora de Alcance Hispano del Partido Demócrata de la Florida.

Paula Lincoln, directora de los Centro de Fe y Asociaciones Vecinales de la Casa Blanca, junto a otros funcionarios del Gobierno federal, explicaron a los pastores de las diferentes ayudas que pueden contactar a través de las 13 agencias gubernamentales para beneficio de sus comunidades.

De igual forma, los exhortaron a trabajar en conjunto, con el fin de que los recursos disponibles lleguen a sus comunidades y, a su vez, llevar sus preocupaciones y sugerencias a la Casa Blanca.

En un marco informal en español e inglés, los representantes gubernamentales y pastores iniciaron una charla sobre los problemas e inquietudes sobre las ayudas en relación a temas comunes en sus congregaciones como: desempleo, ayuda con alimentos a familias, embargos hipotecarios, entre otros.

“Esta ha sido una muy buena iniciativa de ellos. Que bueno que nos están invitando a las iglesias a estas actividades para así bendecir a nuestras comunidades de las diferentes ayudas que hay y así nosotros mejorar los servicios a nuestra comunidad”, indicó Mariano Ayala, pastor de Iglesia Cristiana Discípulos de Cristo, en Kissimmee, que reparte alrededor de 100 compras de alimentos semanales, pero el pastor enfatizó que la demanda es mayor.

En este sentido, Jairo García, pastor sénior de la Iglesia Cristiana Renuevo, de Kissimmee, destacó que a partir de esta reunión conoce que puede calificar para ser un banco de alimentos, en vista de su ayuda que brinda a la comunidad con alrededor de 800 alimentos que reparte gratuitamente cada mes a familias necesitadas del área.

“Ha sido de gran bendición porque ahora los pastores podremos usar esta información que recibimos para tomar ventaja para nuestra comunidad”, dijo.

Agregó que esta reunión fue fructífera. “Por primera vez podemos escuchar cómo vienen esos fondos de ayuda. Aprendimos cosas que no sabíamos, como abrir otras organizaciones sin fines de lucro para aplicar para los diferentes fondos federales y lograr que se nos dé esos fondos para ayudar a nuestra gente en la comunidad”.

Franceschini indicó que realizarán otras reuniones similares con iglesias, comunidades de fe u otras entidades interesadas en conocer más de los servicios del Gobierno federal. Para información pueden contactarla al teléfono 407-765-6900.