Miguel Cotto 100% estrategia y 100% preparación

Miguel Cotto   100% estrategia y 100% preparación
Miguel Cotto se prepara en Orlando para una de las peleas más importantes de su carrera.
Foto: Migdalia Fernández. La rensa

Esta pelea se anticipa sea una de las peleas más grandes de la historia del boxeo de nuestros tiempos. Y además representa la cartera más grande para el boxeador puertorriqueño- $45 millones.

“Es una suma considerable de dinero para mí, pero lo más importante es que esta pelea es una de las más importantes para mi carrera”, dijo el púgil de 31 años.

Cotto llega a esta pelea tras la victoria contra el mexicano Antonio Margarito en diciembre pasado, una pelea que duró 10 asaltos. Pero esto no quiere decir que Cotto sea el favorito entre los corredores de apuestas de Las Vegas, donde se va llevar a cabo la pelea el 5 de mayo.

En esa ciudad del desierto, Cotto es el “underdog”; ofrecen 6 contra 1 que gane.

Pero en Orlando, donde Cotto acustombra entrenar, ya ganó la pelea.

“Mi mayor ventaja es mi fortaleza física”, comentó Cotto acerca de las oportunidades para ganar esta pelea.

Cotto, 37 victorias, 2 pérdidas y 30 KO’s, se prepara en Orlando con un entrenamiento riguroso y un gran equipo de trabajo que consiste de un médico, un acondicionador físico, dos entrenadores, asistente personal y hasta una traductora.

Durante este proceso que precede a lo que podría ser su mayor pelea, Cotto asiste a un gimnasio de la Florida Central donde se encuentra todo su equipo de trabajo especializado en el deporte del boxeo.

El cuadrilátero como eje y centro de su lugar de entrenamiento es huésped por horas largas del famoso boxeador mientras perfecciona su técnica.

Luego de enfrentarse a boxeadores como Manny Paquiao y Margarito, Cotto asegura que con Mayweather, quien aun está invicto con 42 victorias y 26 ‘knock outs’, no hay punto de comparación, ya que nunca se ha encontrado con éste en el ring y aun no puede compararlo a ninguno de los boxeadores con los que ya ha intercambiado varios puños.

Dijo que tampoco se está dejando llevar por las pasadas peleas de Mayweather. Aunque Mayweather ha peleado solo una vez en la categoría de 154 libras -contra Oscar de la Hoya-, Cotto asevera que observar esa pelea no le sirve de mucho, ya que “De la Hoya tiene su propio estilo. Él y yo somos muy diferentes”.

Cotto asegura que esta pelea será 100% estrategia y 100% preparación, y que ambas están igualadas y son equivalentemente importantes para enfrentar este próximo reto en su carrera.

Esta pelea posiciona Cotto, a sus 31 años de edad, en un alto rango en el boxeo y sobrepasa las expectativas y las metas que él había tenido para esta edad.

Su entrenador, el cubano Pedro Luis Díaz dijo que la disciplina y la condición física de Cotto son las partes más importantes en este momento. Hay una seriedad en el entrenamiento que es evidente y más de unas 4 a 5 personas rodean al boxeador con tareas especificas, como tomar video, hidratarlo, tomar el tiempo, mantenimiento del equipo, cuidado y monitoreo médico.

“La salud durante este proceso es primordial para su éxito”, dijo Osvaldo Nordelo, médico del boxeador.

“Lo que estamos haciendo aquí en entrenamiento es muy diferente”, comenta Cotto. “El gran atributo que tiene Mayweather es que es un peleador muy defensivo”.

Sin embargo, Cotto piensa que contra Mayweather su lado fuerte será la fortaleza física.

Con su escueta y pausada personalidad, demuestra la concentración que conlleva su riguroso entrenamiento cuando habla.

Cotto, de pocas palabras, aconseja a los jóvenes a que luchen por sus metas y a que trabajen para obtener logros.

“Lo más que queremos cuesta trabajo. Hay que levantarse día a día con las ganas de trabajar, hay que trabajar duro para lograr lo que uno quiere y después vienen los momentos de satisfacción”, explicó.

Como representante de la comunidad latina y puertorriqueña, Cotto siente una “gran responsabilidad con mi gente”, ya que ha llevado el nombre de Puerto Rico en alto y muchos esperan ansiosos su éxito, dijo el campeón de peso mediano ligero de la WBA.