Clérigos se oponen a enmienda constitucional

Clérigos se oponen  a enmienda constitucional
Miembros de las iglesias se enfocan en la inscripción de votantes.
Foto: Iza Montalvo. La Prensa

Representantes de distintas denominaciones religiosas recientemente denunciaron su oposición a la propuesta Enmienda 3 a la Constitución de la Florida, por considerar que tendría un efecto devastador en las comunidades trabajadoras y pobres.

La enmienda estará en la papeleta de las elecciones generales del 3 de noviembre del 2012 y, según los clérigos, de ser aprobaba, la factura por mejoras a las escuelas, calles y otros servicios la pagarían los caseros de clase media.

Le Legislatura ha discutido esta enmienda desde el 2008, pero no logró aprobar la propuesta enmienda hasta el 2011.

La Enmienda 3 propone una nueva fórmula para restringir los ingresos estatales basada en la tasa de inflación y cambios en la población.

Los fondos que excedan las nuevas limitaciones irían al llamado “rainy day fund”.

Y una vez que los fondos estatales superaran el 10% del presupuesto estatal total del año anterior, la Legislatura tendría que votar para regresar el dinero a los contribuyentes, en forma de un alivio en los impuestos o una reducción en los impuestos sobre la propiedad.

Miembros de PICO, una cadena de 60 congregaciones y FOCUS (Federation of Congregations United to Serve) hicieron público que tomarán acción en contra de la medida al mismo tiempo que se reunían en una conferencia global para planificar estrategias e intercambiar ideas en la Iglesia El Calvario, en Orlando.

“Es un lobo vestido de oveja. Es una enmienda que no hace nada para obligar a las grandes corporaciones a que paguen una tajada justa por los servicios que usan”, lee un comunicado de la organización.

Entretanto, el diácono Miguel Rodríguez, de la Primera Congregación de Winter Park, dijo que comenzará a orientar a los miembros de su iglesia para que tomen consciencia.

“Si esta ley pasa en noviembre la gente pobre terminará pagando más impuestos”, dijo Rodríguez.

Por su parte, Imam Hatim Hamidullah, de la Sociedad Islámica de la Florida Central, dijo que se unía al esfuerzo por otros temas de interés como la vivienda, la inmigración y el desempleo.

Otras organizaciones, como la Liga de Mujeres Votantes de Florida, también se oponen a la medida, explicando que la Legislatura ya ha hecho grandes recortes al presupuesto estatal, en educuación y otros servicios “esenciales a la prosperidad a largo plazo de nuestro estado”.