Soto, McBride por el Distrito 14 del Senado

Dos hispanos ya están oficialmente en la carrera por conquistar el escaño en el Senado de la Florida del recién delineado Distrito 14, el primero de mayoría hispana que cubre los condados de Orange y Osceola.

Uno de los candidatos, el abogado William McBride, conocido popularmente como el “Abogado William”, anunció su candidatura esta semana por el Partido Republicano, mientras que el legislador estatal de origen puertorriqueño, Darren Soto, buscará la nominación demócrata.

Según la Oficina de Eleciones de la Florida, otros dos republicanos están registrados en la misma contienda: el ititular del cargo Stephen L. Oelrich y Brown Prince.

Tanto Soto como McBride tienen un nombre establecido en la comunidad de la Florida Central.

Soto, por años, ha sido una voz latente en los asuntos que afectan a los hispanos, especialmente a los puertorriqueños.

Recientemente, no titubeó en pronunciarse públicamente en contra de la acción republicana del Senado federal de no ratificar a Mari Carmen Aponte como embajadora de E. U. en El Salvador y criticó al candidato presidencial, Mitt Romney, por sus controvertidos comentarios relacionados a la primera jueza boricua en ser nombrada al Tribunal Supremo, Sonia Sotomayor.

Por su parte, McBride, es una cara familiar en los hogares hispanos, por sus intensas y peculiares campañas publicitarias en televisión, su trabajo comunitario y su trasfondo personal que cuenta la historia de su padre inmigrante, que como muchos hispanos, llegó al país con pocos recursos y sacó su familia adelante.

“Servir a los constituyentes del Distrito 14 en el Senado estatal será un honor para toda la vida. He trabajado incansablemente para que aquellos que merecen justicia la obtengan”, dijo McBride en un comunicado de prensa. “Como el próximo senador estatal del Distrito 14 llevaré el mismo espíritu luchador para enderezar todos los males que enfrentan los floridanos”.

Esta sería la segunda ocasión que McBride intenta labrarse camino en la política. La primera vez fue en el año 2006, cuando se enfrentó a la ex secretaria de Estado Katherine Harris y aunque perdió la primaria, logró obtener un 30% de los votos.

Soto le desea suerte a McBride en sus aspiraciones políticas. “Voy a seguir trabajando por la comunidad, enfocándome en continuar ganándome la confianza de los votantes”.

El anuncio de McBride coincide con el reciente voto de la Corte Suprema de Florida de ratificar los 40 mapas senatoriales, entre ellos el Distrito 14, aprobados por la Legislatura estatal, controlada por los republicanos.

Emilio Pérez, miembro del Central Florida Redistricting Council, dijo que aunque la batalla no ha terminado, la decisión del Supremo es un gran acontecimiento para grupos como Latino Justice, entre otros, que cabildearon por su aprobación.

“Esto es tremendo logro debido a que muchas organizaciones como el Partido Demócrata de Florida, Fair Districts y La Raza presentaron sus propios mapas y se oponían a nuestro distrito”, dijo Pérez vía correo electrónico. “Ahora nos podemos concentrar en los distritos congresionales de mayoría minoritaria”.