Imponer la buena voluntad

Imponer  la buena voluntad
La Asociación Borinqueña extiende una invitación de puertas abiertas a todos para el sábado, 21 de julio.
Foto: La Prensa

Contigo en la comunidad

Con la llegada de un nuevo líder a la Asociación Borinqueña, a dado comienzo una prometedora nueva era para esta organización de la Florida Central, decana de las organizaciones hispanas del área.

El nuevo presidente, José Aponte, investido de plena confianza y respaldo, está demostrando ser un líder de visión. En las últimas actividades celebradas, han regresado a las filas de la organización un buen número de familias que se habían dado de baja, lo que denota un marcado entusiasmo en la matrícula.

Aponte y su esposa, Angie, miembros de esa organización por alrededor de 10 años, dicen tener nuevas ideas y planes para ayudar al progreso de tan valiosa institución.

En los últimos años, la Asociación ha estado estancada debido a las ineficientes prácticas y polémicas en las que las anteriores administraciones se han visto envueltas. Esas tristes experiencias causaron la pérdida de valiosos socios, la amenaza de una bancarrota, y el quebranto al prestigio de la Asociación Borinqueña en la comunidad.

Con la renuncia de la pasada presidenta, Magín López, se ha puesto fin a la dirección incierta que llevaba la agrupación. Los socios confían en disfrutar de una nueva vida, libre de antagonismos, en un ambiente fraternal, completamente democrático, y estable.

No obstante, aún con todos los errores cometidos, la pasada presidenta López, con la ayuda de un pequeño grupo de seguidores, pudo mantener la asociación a flote, luchando contra viento y marea. A veces prescindían de pagarle a Pablo, para pagarle a Pedro, pero los intereses de la hipoteca seguían pagándose.

Oportunamente, con el nuevo cambio se vislumbra la llegada de una nueva era de prosperidad. La esperanza de que el Ave Zenith se levante finalmente de sus cenizas, sigue viva en la mente de sus fieles correligionarios.

Aponte, a quien cariñosamente llaman Pepito, es un hombre de empresa, además de que es un conocido artista. En sus declaraciones ha prometido proteger los intereses de la organización y sus miembros.

Para el sábado, 21 de julio, se ha extendido una invitación de puertas abiertas a todos, con el propósito de confraternizar y de testimoniar que la Asociación Borinqueña sigue en pie de lucha, luego de 33 años de fundada en Orlando.