Rosselló Nevares promueve estadidad para PR

Rosselló Nevares  promueve estadidad para PR
Rosselló lleva una fuerte campaña para que se vote 'no' contra el ELA.
Foto: Iza Montalvo. La Prensa

La Casa Blanca decidió una vez más no tocar el tema sobre el estatus político de Puerto Rico durante un foro del que participó Ricardo Rosselló Nevares, el hijo del ex gobernador de Puerto Rico por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Rosselló.

El doctor Rosselló Nevares visitó recientemente el centro de la Florida para promover su campaña “Boricua Ahora Es”, además de manifestar su apoyo al presidente Barack Obama y dar su punto de vista como parte de la discusión del tema “El Futuro de Puerto Rico” durante la reciente convención de LULAC, en Orlando.

Pero a Rosselló Nevares, que recientemente confirmó que aspirará a un puesto político en el 2016, le fue interrumpida su intervención cuando tocó el tema del estatus por los mismos miembros moderadores del grupo interagencial de la Casa Blanca, encargados de manejar los asuntos de la isla.

“Cuando el pueblo de Puerto Rico decida, el presidente va a apoyar rotundamente esa decisión”, dijo William Ramos, director de Asuntos Intergubernamentales del Departamento de Comercio a preguntas de este rotativo. “El panel estaba diseñado para discutir el desarrollo económico de la isla únicamente”.

La Administración del actual gobernador Luis Fortuño convocó a los puertorriqueños a un plebiscito en los próximos comicios del 6 de noviembre en el que tendrán que contestar dos preguntas: si desean continuar siendo un Estado Libre Asociado soberano (ELA) o si prefieren la estadidad.

Rosselló Nevares lleva una fuerte campaña para que se vote “no” en el plebiscito a la pregunta de si se favorece continuar en la condición política actual por lo que trató de llevar su mensaje de todos modos mientras algunos en la audiencia se pusieron de pie para aplaudirle.

Rosselló Nevares dijo que era imposible hablar del desarrollo económico puertorriqueño sin tocar el tema del estatus.

“Nosotros hemos hecho un estudio comparativo y científico de Puerto Rico con otros países y los 50 estados, de los puertorriqueños que viven en la isla versus los que viven en los Estados Unidos”, explicó en un aparte con La Prensa.

El estudio de su organización encontró que los puertorriqueños están afectados en términos económicos, en términos de salud porque los parámetros de salud son muy inferiores a los de Estados Unidos, al igual que en la educación por su condición colonial.

“De cualquier prisma que lo mires te das cuenta que los ciudadanos puertorriqueños están en una posición desventajosa por ser ciudadanos americanos de segunda clase”, añadió.

Sobre la criminalidad y la violencia coincidió que el puertorriqueño antes emigraba en busca de oportunidades, pero ahora también lo hace por seguridad.

“El problema es que Puerto Rico se ha convertido en un puente de transporte de narcotráfico y los recursos están enfocados para detener que la droga salga de México hacia Estados Unidos”, dijo. “Como toda industria cuando se detiene un franco de transporte se utilizan otros, como en el caso nuestro, pero al no ser partícipes, tenemos poca inherencia en estos recursos”.