Aprender del pasado

Desde entonces hemos progresado. Hoy en día hay nuevas maquinas de votar, se puede hacer un rastro de documentos y hay más oportunidades para votar. Sin embargo, en 2011 la Legislatura aprobó varias leyes que hacen más difícil a las minorías poder votar. Y las cortes han estado de acuerdo en gran parte.

La Legislatura redució las horas de los centros de votación, hizo más difícil el proceso de registrarse para votar y que las personas voten si no han actualizado sus direcciones. Es importante tomar tiempo ahora para asegurar que su inscripicón está activa y actualizada. Ees fácil revisarlo!

Visite http://www.VamosAVotar.org y conéctese con el supervisor de elecciones de su condado. Puede cambiar su dirección por teléfono en un instante y además revisar su inscripción de votante.

Aunque los 67 supervisores de elecciones mantienen la base de datos de votantes en la Florida al día, el Gobierno estatal inició una purga sistemática de “no ciudadanos”, programa que fue aprobado por la corte federal, aunque refleja deficiencias. Por ejemplo, el Gobierno inicialmente anunció que habían más de 180,000 potenciales “no-ciudadanos” inscritos a votar, cifra que la corte encontró errónea y luego fue revisada, bajando a 2,700 individuos.

Cuando se llevan a cabo este tipo de purgas, muchas veces resulta en privar a personas de su derecho al voto.

La orden de la corte refleja todo lo que puede ir mal cuando los estados tratan de purgar las listas de votantes, utilizando criterios erróneos, inmediatamente antes de unas elecciones.

Sin embargo, usted puede asegurarse que su experiencia como votante no tenga ningún problema. Revise y actualice su registro de votación, visitando la página Web VamosaVotar.org hoy mismo.

Este artículo fue traducido al español por Elizabeth Pines, primera vicepresidente de la Liga de Mujeres Votantes de Florida.