Pleito contra Demings sobre alteración de datos

Pleito contra Demings  sobre alteración de datos
Deminigs durante su juramentación en el 2009.
Foto: Archivo

Una demanda en contra del alguacil de Orange, Jerry Demings, busca que el oficial entregue todos los informes de robo y las llamadas al despacho policial, entre otros documentos, que arrojarían luz sobre las prácticas administativas del departamento.

Demings, afiliado al Partido Demócrata, ha calificado la demanda como una “ridiculez” y una carnada política, pues pone en tela de juicio su integridad como jefe policial.

No es la primera vez que se le cuestiona a Demings para que haga públicos ciertos documentos.

En el documento, el grupo Citizens for a Safer Central Florida Inc., formado en mayo, denuncia que las cifras de criminalidad han sido manipuladas, especialmente las de los robos con escalamiento registrados en la zona de Disney World.

El pleito legal está siendo dirigido por el abogado local Wade Vose, hijo de Bill Vose, el segundo abogado en la fiscalía del Noveno Circuito de Orange y Osceola.

Hasta la fecha, ninguno de los abogados se ha pronunciado al respecto en relación a cómo se está financiando el pleito y a cuál de los candidatos a alguacil apoya.

“Esto es un juego político”, dijo Demings. “Nadie ha manipulado estadísticas para ganar votos”.

John Tegg, adversario de Demings en las elecciones, negó formar parte del organismo que presentó la demanda, pero admitió que muchos de sus simpatizantes están involucrados.

En el pleito legal se incluyeron copias de correos electrónicos entre administradores de la Oficina del Alguacil y las minutas de una reunión en la que se le da instrucciones a los empleados de clasificar los crímenes a la propiedad como “otros” y no como robo con escalamiento si no hay evidencia de entrada forzada.

Reportes de incidentes que también acompañan la demanda sugieren que algunos robos de prendas, dinero y otros artículos de algunas habitaciones de hoteles podrían haber sido perpetrados por empleados de los hoteles con acceso a llaves.

De ser así, con ello se descartaría que los crímenes han sido robos con escalamiento por definición.

“Hay suficientes pruebas de que Demings intencionalmente está alterando las cifras que le entregan al FBI para crear una impresión políticamente más conveniente de que vivimos en un condado Orange más seguro”, dicta la demanda.