Conflictos en Centro Cultural de Kissimmee

Conflictos en  Centro Cultural de Kissimmee
Existen divisiones entre la Junta, representada por Nancy Ellis (izq.), y la presidenta del Centro Cultural
Foto: La Prensa

Kissimmee

El Centro Cultural de Puerto Rico Festival de Puerto Rico, organismo que promueve el Desfile Puertorriqueño anual en esta ciudad, se encuentra en conflicto con su Junta Directiva.

Según alegaciones de la Junta, la presidenta, Ingrid D. Figueroa, disolvió la mitad de la Junta sin seguir las reglas establecidas por la organización, que estipulan que para disolver la Junta hay que llevarlo a votación.

De acuerdo con Nancy Ellis, portavoz de la Junta, “existe una división actual entre la presidenta y el resto de la Junta, tanto así que ella los denomina grupo A y B”.

Alega además que la mitad de la Junta no estuvo invitada a reuniones de toma de decisiones y hubo reuniones extraoficiales con Figueroa.

Según alegaciones de la Junta, Figueroa anuncio públicamente que ella pretende permanecer en su puesto de presidenta hasta que ella decida, sin llevar un proceso de elecciones. Se le acusa también de incluir como miembros de la Junta a familiares y amigos.

Se han pedido múltiples veces a la presidenta por un reporte financiero y se les ha negado, según la Junta, obstruyendo la transparencia que una organización exenta de impuestos 501.3c debe tener.

Una carta de 11 puntos fue sometida como renuncia de la Junta en donde se explica el porqué no están de acuerdo con la presidenta.

Entre los 11 puntos están: la falta de transparencia, no seguir las reglas del estado, no ofrecer reportes financieros cuando son pedidos, disolver la mitad de la Junta sin ser sometidos a un proceso de elección y eliminar un abogado de la Junta que ofrecía aviso legal en calidad de pro-bono, entre otros.

El Centro Cultural aparece como “inactivo” bajo los récords de la Division estatal de Corporaciones, por no cumplir con el requerimiento de someter un reporte anual antes del primero de mayo pasado.

este año, la corporación dejo de existir en Septiembre 28, 2012. Sunbiz, disolvió la organización por causa administrativa de no rendir su reporte al estado.

Sin embargo, desde el 25 de octubre, la organización continúa activa, registrada bajo otro nombre —Centro Cultural Puertorriqueña Inc.

Además fondos públicos están en juego en esta disputa. La organización recibió $10,000 del Kissimmee Convention and Visitors Bureau (CVB) para promover la cultura y el desfile puertorriqueño, según Larry White, portavoz del Kissimmmee CVB.

El Centro Cultural tenía unos 90 días, a partir del evento en julio pasado, para rendir cuentas de cómo se utilizó el dinero, pero aún no aparece en su sistema ningún reporte.

“Se supone que entregaran el reporte de desglose de gastos, como requerido antes de la última semana de octubre”, comentó White.

El no rendir cuentas hace que la organización este en riesgo de perder su credibilidad y, peor aún, su licencia 501.3 c.

Figueroa no regresó llamadas de La Prensa.

Según su esposo Rogelio Figueroa, un oficial de la vieja corporación, dice que ellos han trabajado duro y han puesto de su tiempo, dinero y esfuerzo para lograr esta organización.

“La parada siempre estuvo en pérdidas; no se hizo dinero”, comentó. De su bolsillo mismo perdió mas de $8,000 invertidos en la organización para pagar depósitos que nunca le fueron reembolsados.

Los miembros de la junta eran: Marixa Salgado – secretaria, Víctor Salgado – vice presidente, Lola Quiroz – tesorera, y los miembros del comité: Nancy Ellis, Carlos Rosado, Edee Rosado , Diana Font , Richard Fernández y Letty Laureano.

Su mayor preocupación es que como junta nunca revisaron ni aprobaron los by-laws de la organización, además según ellos, se han pedido múltiples veces a la presidenta por un reporte financiero y se les ha negado, obstruyendo esto a la transparencia que una organización exempta te impuestos 501.3c, debe tener.

Ellis insiste en que llevar a votación la Junta sería lo más justo para todos los que trabajaron arduamente por la organización. Según Ellis, donaciones que se hicieron para obtener la licencia registrada en el estado no se utilizaron con ese propósito y no hay clarificación de dónde fue ese dinero.

La organización aparecía registrada con un cambio de nombre administrativo desde abril 30, 2012, bajo el nombre de Rogelio Figueroa en la dirección821 N MAIN STREETKISSIMMEE FL 34744 Sin embargo de acuerdo a los records públicos del estado la organización aparece en un estado inactivo, al comunicarnos con el registro de Sunbiz, nos informaron que la organización esta inexistente por no cumplir con el reglamento de ley que requería un reporte anual antes del primero de mayo de este año, la corporación dejo de existir en Septiembre 28, 2012. Sunbiz, disolvió la organización por causa administrativa de no rendir su reporte al estado.Sin embargo la organización continua activa, registrada bajo otro nombre- Parda puertorriqueña en Kissimmee.

Según las leyes del estado una organización sin fines de lucro, tiene que tener una junta, ser transparente, ofrecer reportes financieros y clarificar dudas de cómo se utilizan las donaciones, además la organización sin fines de lucro no pueden tener inclinaciones políticas ni promover la política.

“En varias ocasiones se les vio inclinados a unos candidatos de un partido más que a otro”, aseguro Ellis.

Intentamos comunicarnos con Figueroa, para obtener su reacción , aun no recibimos respuesta. Su esposo Rogelio Figueroa aseguro sin embargo, que ellos están indignados ante las acusaciones ya que su esfuerzo ha sido enorme para la creación de estos eventos y que todo es causa de “chismes y de unos dos o tres que quieren quedarse con la labor y esfuerzo de uno después de que es exitoso”. Según Figueroa, ellos han trabajado duro y han puesto su tiempo, dinero y esfuerzo para lograr esta organización. Además, ” la parada siempre estuvo en perdidas, no se hizo dinero” y de su bolsillo mismo perdio mas de unos 8 mil dólares al invertirlos en la organización para pagar depósitos que nunca le fueron reembolsados, Con respecto al 501.3 c , el asegura que pago de su bolsillo unos $850. dólares y que nadie le dio ninguna donación para ayudarle. El asegura que tiene recibos para demostrarlo.

La organización recibió un “grant” de fondos públicos provenientes del Kissimmee Convention and Visitor’s Bureau, (CVB) en un total de 10mil dólares para promover la cultura y la parada puertorriqueña. Según Larry White, director de comunicaciones de Kissimmmee CVB, la corporación tenía unos 90 días a partir del evento en Julio, para rendir cuentas de como se utilizo este dinero pero aun no aparece en su sistema ningún reporte. “se supone que entregaran el reporte de desglose de gastos, como requerido antes de la última semana de Octubre” comento White.

El no rendir cuentas importantes como el reporte hace que la organización este en riesgo de perder su credibilidad y peor aún, su licencia 501.3 c. Se desconoce el futuro de la organización.