Ayude a un menor maltratado

Ayude a un menor maltratado
Víctor Salgado destacó la urgencia
Foto: Cecilia Figueroa. Especial para La Prensa

Kissimmee

Se necesita con urgencia más voluntarios bilingües que sean las voces de los menores maltratados en la corte de Osceola.

Víctor Salgado, coordinador de reclutamiento de voluntarios del programa Guardian Ad Litem, del Noveno Circuito Judicial, en el condado Osceola, destacó la urgencia de conseguir al menos 135 voluntarios bilingües para que sean las voces de 600 menores en los condados Orange y Osceola, que no cuentan con un representante en la corte.

“Necesitamos más voluntarios bilingües, para que puedan lograr una mejor comunicación con los casos de familias hispanas que hay en esta área. Al momento no hay suficientes voluntarios bilingües en Osceola. Se están haciendo los esfuerzos para tener más voluntarios. “Sólo el 70% de niños tienen personas que los representen en la corte”, acotó, durante una reciente presentación en la iglesia cristiana Renuevo, en Kissimmee. , como parte de los esfuerzos para llegar a la comunidad.

Explicó que los voluntarios se convierten en el vocero del niño maltratado, por lo que se necesita personas con un gran interés para trabajar por el bienestar de estos menores.

“El niño, cuando es removido de su casa, está en un ambiente nuevo. Necesita confiar en una persona, que no son sus padres. Los voluntarios deben entender que estamos allí para buscar lo mejor para ese menor. El trabajo de nosotros como voluntarios es estar seguros de proteger al niño, que este niño esté bien y se tomen las mejores decisiones para él”, dijo.

El programa estatal Guardian Ad Litem (GAL), que trabaja con fondos públicos y privados, aboga por los derechos de los menores en el sistema judicial, representa 70 % de menores que han sido removidos de sus hogares sea por negligencia, abandono o maltrato infantil.

“Los voluntarios GAL pueden hacer recomendaciones al juez en la corte, sobre la situación del menor, y el juez toma una decisión en base a esa recomendación. Por eso, es importante, que cada menor cuente con un GAL que sea su voz. Se ha notado, que los casos que tienen representación se mueven más rápido”, agregó.

Ese programa ha representado a más de 22,800 menores y ha certificado a más de 7,900 voluntarios GAL, según datos del 2010.

El programa a nivel estatal quiere proveer a cada menor, la oportunidad de contar con un guardián en la corte, por lo han implementado un programa de acción para contar con 1,650 voluntarios GAL certificados. Esperan conseguir al menos 10,000 voluntarios en la región comprometidos con esta causa, para junio del 2013, según el reporte anual de este programa.

Requisitos

Para convertirse en un voluntario del programa: debe ser mayor de 21 años, someter la solicitud junto a una identificación con foto, pasar una revisión de su historial, recibir 30 horas de entrenamiento, tener una entrevista con director del programa asignado.

El trabajo del voluntario consiste de cinco a siete horas al mes, donde se familiariza con el niño y su caso, le da seguimiento con visitas y da su recomendación a la corte. y el juez tomará su decisión para que el niño esté en un lugar seguro para su desarrollo saludable.

Salgado exhortó a varios líderes de esta iglesia a formar parte de este programadonde los voluntarios forman parte fundamental en la vida del menor.

Por su parte, Jairo García, pastor sénior de la iglesia Renuevo, alentó a sus miembros a participar de este plan.

“Esperamos que muchos abran los ojos a esta realidad en nuestra comunidad. Esta es una respuesta a lo que pedimos por los menores, que vengan más personas a ayudarlos, que los necesitan”.

Mientras, Mikdalia Febos, directora de evangelismo de esta iglesia y que ha participado en el programa de Padres de Crianza, coincidió en la importancia de los guardianes en las situaciones que enfrentan los menores.

“Muchos niños están sufriendo por la situación económica que ha afectado muchos hogares. Queremos estar allí para esos niños y ser parte de esa reunificación con sus padres”, acotó.

Yereisha Jiménez, miembro de la iglesia, dijo sentirse atraída hacia estos programas que buscan ayudar a los menores desprotegidos.

“Queremos contribuir a que se les dé a estos menores una buena educación espiritual que los va a fortalecer en sus vidas”.

Para ser voluntario puede comunicarse con Salgado al correo electrónico: vsalgado.gal@gmail.com. Para más información del programa visite, http://www.guardianadlitem.org.