Reciben y dan bendiciones

Reciben y dan bendiciones
Unas 100 familias
Foto: Inocencio Correa. La Prensa

Kissimmee

El ingrediente especial que tendrá la cena de Acción de Gracias de la familia Issac-Martínez va más allá del tradicional pavo horneado con salsa de arándanos y otros suculentos manjares.

En tiempos en que la situación económica amenazaba con arruinrarles el festejo, la familia recibió una llamada de la ciudad para que fueran a recoger una pequeña compra con la que podrían cocinar para unas cinco personas.

Gracias a la generosidad de otros, la familia se reunirá toda junta en la mesa a disfrutar de un momento especial como hace un tiempo no lo hacían.

“Yo no contaba con esta ayuda. Mi tía viene a cocinar “, expresó contenta Jessica Issac, de 31 años. “Nos acabamos de mudar de Texas y me pareció un gran gesto que quieran darle una mano a las personas que más lo necesitan”.

Isaac llegó hasta la Alcaldía de Kissimmee el pasado lunes por la mañana junto a su madre, Wanda Martínez, de 51 años, dos de sus sobrinos y sus dos hijos: Jesiel, de 4, y Yusef, de apenas tres semanas de nacido.

Ellos formaron parte de 100 familias de escasos recursos que fueron escogidas por la ciudad de Kissimmee para recibir un pavo y otras bolsas de compra, que incluían condimentos, verduras y frutas cortesía de los Supermercados Sedano’s.

En el interior de la Alcaldía, los concejales municipales entregaban los alimentos a las familias que seguían llegando.

“Uno no puede hacerse de la vista larga cuando se sabe que hay tanta necesidad. Yo sigo regalando mi pavo, todavía no he comprado el mío”, comentó la comisionada Wanda Rentas.

El vice-alcalde Art Otero dijo que la ciudad se comunicó con algunas agencias del Gobierno para identificar las familias que serían escogidas.

“Estamos hablando de personas que tienen una verdadera necesidad. Esta es la manera de dar gracias, devolviéndole a la comunidad. Esta es la manera de celebrar esta festividad”, apuntó Otero.

Anael Hernández, gerente regional de los Supermercados Sedano’s dijo que no será la primera vez que harán este esfuerzo.

“Los momentos que estamos viviendo ahora, el desempleo que está tan alto, nos hizo pensar en qué podíamos hacer para agradecerle a nuestros clientes, porque muchos de ellos son nuestros clientes”, dijo Hernández. “Ha sido un evento bonito, de reflexión y vamos a convertirlo en una tradición”.

Al igual que los Supermercados Sedano’s, diferentes entidades religiosas, empresas privadas y organizaciones sin fines de lucro están realizando eventos a lo largo del centro de la Florida para ayudar a los menos afortunados.

Catholic Charities of Central Florida también efectuó una distribución de unas 300 canastas de alimentos el lunes y volverían a hacerlo el miércoles en la Iglesia St. Catherine of Siena, en Kissimmee.

Este año, como es de costumbre, el abogado Lou Pendás regaló un total de 3,000 pavos en tres diferentes ciudades: Orlando, Fort Myers y Tampa.

Tampoco va a faltar una de las cenas de Thanksgiving gratuitas más grandes que se celebran en el centro de la Florida y que este año cumple dos décadas de realizarse.

Eric Holm, ejecutivo del Golden Corral, junto a otros auspiciadores, estarán en el Salvation Army en la 440 W. Colonial Drive sirviendo comida gratuita el mismo Día de Acción de Gracias, desde las 11 a. m., para un total de 25,000 personas.

“El Día de Acción de Gracias es una época del año para agradecer todas las bendiciones recibidas”, expresó Holm.

El mismo jueves 22, de 11 a.m. a 1:30 p.m., se servirá la cena anual gratuita en el First Baptist Church de Apopka, en el 441 S. Highland Ave. Información: 407-886-2628.

El Concilio de Envejecientes de Osceola, por su parte, estará sirviendo su cena anual de 11 a.m. a 1p.m., en el Barney E. Veal Center, 700 Generation Point, Kissimmee. Información: 407-846-8532.

En el condado Lake, The Christian Worship Center estará ofreciendo una cena gratuita, de 10 a.m. a 2 p.m., en la esquina de las calles Child y Palm. Información: 352- 255-2695.