Dar la mano amiga a niños necesitados

Dar la mano amiga  a niños necesitados
'Ángeles de la guarda',
Foto: archivo

En nuestra nación celebramos con alegría los días festivos oficiales en compañía de familiares, amistades, compañeros de trabajo, en iglesias y otros lugares.

Recientemente, celebramos una de nuestras más preciadas tradiciones, el Día de Acción de Gracias, con el mismo espíritu de los peregrinos que llegaron a este país procedentes de diferentes países en busca de libertad religiosa, política, social y económica. , y que separaron tiempo especial para expresar su gratitud a Dios por su ayuda en el proceso de adaptación al nuevo mundo. Así también muchos damos gracias a Dios públicamente por su providencia y bendiciones en la retadora trayectoria de nuestras vidas.

El otro lado de la moneda de esta y otras celebraciones es que las mismas traen a ciertas personas sentimientos de tristeza, depresión y aislamiento. Por ejemplo, ciertas condiciones pueden generar estas condiciones en individuos o familias con retos financieros resultantes por pérdida de empleo; personas que han perdido sus hogares; padres privados financieramente de proveer para las necesidades de sus hijos; personas que han perdido un ser querido; y personas carentes de abrigo y comida, o enfermos. con diferentes enfermedades.

Las estadísticas indican que muchos niños carecen de albergue, alimento y del cuidado y respaldo de sus padres o familiares. Muchos niños han sido asignados por agencias gubernamentales a hogares temporales. Durante la época estos niños tienden a experimentar emociones penosas de abandono, falta de amor y respaldo. Muchos reviven en su mente y corazón las pasadas experiencias en sus hogares. antes de ser removidos por agencias gubernamentales de la tutela de sus padres o familiares debido a diferentes tipos de abuso y negligencia. La causa del abuso recibido de sus padres suele ser el abuso continuo de diferentes drogas. Generalmente, estos niños tienden a asociar las festividades con un sentimientos de pérdida, decepción o violencia.

Afortunadamente, muchas personas u organizaciones aceptan y ponen en práctica el principio y mandato bíblico de que “somos los guardas de nuestro prójimo”. Estas personas son “ángeles de la guarda” que, inspirados por amor y compasión, están comprometidos a ofrecer a estos niños oportunidades y experiencias memorables, para superar sus crisis. emocionales. Estos servidores son instrumentales en levantar el ánimo y espíritu de estos niños. Estos servidores están dedicados a ayudar a la niñez como muestra de su gratitud por las bendiciones que han disfrutado en sus vidas personales, profesionales y familiares.

Una de las organización que ejemplifica este tipo de servidores es el Centro de Compasión Inc., una organización sin fines de lucro que sirve a niños y familias de la comunidad. Este centro funciona como un centro de recursos que facilita la disponibilidad de voluntarios de diversas profesiones y procedencias para ayudar a individuos e organizaciones que ayudan a niños de crianza.

Estas personas utilizan sus habilidades, tiempo, recursos y talentos para cambiar la vida de estos niños necesitados; como resultado, siembran semillas de esperanza, amor, alegría y alta autoestima en el tierno y doliente corazón de estos niños. necesitados.

El centro auspiciará el evento de diversión familiar Festival de Alegría en Tiempos Festivos y les exhorto a disfrutar de una tarde con música, comida, premios y ¡una visita de Santa! También se les exhorta a traer su disfraz navideño.

Lo único requerido para asistir a este evento es que traiga un juguete sin envolver. Esta es una gran oportunidad de alegrar la vida de los niños en hogares de crianza en la época de amor de la Navidad.

¿Estás dispuesto a dar en esta Navidad el don de la felicidad a niños en hogares de crianza? Para algunos niños, estos juguetes pueden ser los primeros regalos que han recibido en largo tiempo. Todas las donaciones de este evento beneficiarán a los niños en hogares de crianza.

Cada día nos ofrece la oportunidad de hacer una diferencia en la vida de nuestro prójimo en necesidad. Aprovecha esta gran oportunidad de disfrutar de diversión y a la vez toca con tu amor y compasión la vidas de niños que necesitan tu demostración de compasión. Para obtener información, favor de comunicarse con Donna Dorer en donna@thecenterforcompassion.org.