Tu gobierno está para ayudarte ante un desastre

Sigue a La Prensa en Facebook
Tu gobierno está para  ayudarte ante un desastre
Una pareja del vecindario Rockaways, en Queens, Nueva York, cocina comida
Foto: EFE

Tres días después del huracán Sandy, visité a familias latinas en Brooklyn y Queens, en Nueva York, quienes perdieron todo en la tormenta.

Durante ese viaje, pude presenciar una parte de la enorme destrucción que dejó afectada a millones de personas de varios estados.

El Gobierno federal tiene responsabilidades al vernos ante un desastre, incluyendo el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, del cual estoy encargada.

En mi oficina, hemos aprobado $27.8 millones para contratar de manera temporal a 1,400 personas para que ayuden con la limpieza de las calles de Nueva York.

Además, otros $15.6 millones ayudarán con la limpieza en el estado de Nueva Jersey; y $1.5 millones han sido destinados para trabajadores en Rhode Island.

Estos fondos son para emergencias para pagarle a trabajadores contratados de emergencia que ayuden con la limpieza.

También estamos ayudando a personas recibir fondos de desempleo, si perdieron su empleo a consecuencia de la tormenta. Esto incluye a personas que normalmente no calificarían, como trabajadores de tiempo medio o parcial, nuevos empleados, incluso hasta personas de trabajan por su propia cuenta.

En los estados de Nueva York y Nueva Jersey, individuos podrán recibir beneficios de desempleo y consejería para iniciar su propio negocio. En algunos casos, le hemos dado la oportunidad a empleadores que prefieran reducir las horas de sus empleados en lugar de eliminar puestos, para que el negocio siga operando y los empleados sigan con su trabajo.

Esta labor a raíz del huracán Sandy es tan solo el inicio. Nuestro equipo está listo para hacer mucho más.

Al visitar iglesias, centros comunitarios y pequeños negocios en Nueva York, acompañada de la congresista Nydia Velázquez (D-NY) y el asambleísta Estatal Félix W. Ortíz, ví en personas las esperanzas de querer salir adelante, a pesar de tanto sufrimiento y el haber perdido sus bienes o propiedades.

La reconstrucción tras el huracán Sandy continuará, aún cuando las cámaras de los medios ya no estén presentes. Este Gobierno —y mi departamento—, estarán allí hasta el final del trabajo.

Si usted ha sido afectado por el huracán Sandy, aprenda cómo el Departamento de Trabajo federal le pudiera ayudar. Visite la página Web http://www.dol.gov o llamar al 866-487-2365.