Dos estudiantes hispanos logran éxito

Dos estudiantes hispanos logran éxito
Thiana Farelly Migdalia Fernández. La Prensa

Dos jóvenes de escuelas secundarias en el condado Orange recientemente han recibido reconocimiento por sus rendimiento académico y dedicación a sus estudios, incluyendo una beca de $30,000.

Cristian Rivera, un estudiante puertorriqueño que cursa el cuarto año en Wekiva High School, ganó una beca de $30,000 a través del programa Take Stock in Children (TSIC), para sufragar el costo de sus estudios universitarios en administración de empresas. Rivera solicitó esta beca desde muy temprano cuando apenas cursabael sexto grado.

Su situación económica, un mentor que lo ha ayudado a desarrollar su progreso académico, más su historia, siendo la primera persona de su familia que hará estudios universitarios, capturó el corazón de los panelistas y le otorgaron la beca desde ese entonces.

Para obtener la beca TSIC, los estudiantes becados deben permanecer en la escuela, mantener buenas notas, tener buena conducta, mantenerse fuera del crimen y drogas y reunirse con un mentor una vez por semana.

“Me tocó un mentor de los Orlando Magic, Lucas Boyce, y ha estado muy pendiente de mí, hasta me compró mi primer traje profesional y me lo pongo con mucho orgullo, porque es el único traje que tengo. Me siento muy afortunado”, comentó Rivera.

A Rivera le gustaría ser un empleado administrativo de Walt Disney World en el futuro.

“Necesitaba el dinero de beca para poder estudiar; soy hijo de una madre soltera que trabaja largas horas en Disney y le debo todo a ella”, dijo.

Por otro lado, Thiana Farelly cursa el undécimo grado en Evans High School y ganó la beca Kindle Fire por sobresalir en las pruebas estandarizadas estatales FCATS.

“Saqué un 5 en lectura y un 6 en escritura”, dijo Farelly, refiriéndose a las altas calificaciones de sus exámenes FCAT. “Solo dos personas en mi escuela tuvieron esa puntuación perfecta”.

La estudiante de origen puertorriqueña-islas vírgenes (Santa Cruz) fue homenajeada en Evans High School, en Orlando, con un Kindle Fire, el aparato electrónico que almacena libros digitalmente. “Estoy muy contenta”.

Hoy día, Farelly, invierte muchas horas voluntarias en un cuido de ancianos y además es líder estudiantil. La semana entrante, donará una colección de juguetes que recolectó con un grupo de voluntarios, organizado por ella misma a Recapturing the Vision , a una guardería d e la zona vecina a su escuela.

Tanto Farelly como Rivera han participado en el programa POPS (Professional Opportunities Program for Studens). “Estamos orgullosos de los logros tanto de Thiyana como de Cristian. Desarrollar su carácter y su nivel de involucración estudiantil es una de nuestras metas en el programa y ya vemos resultados en muchos de nuestros jóvenes”, comentó Dwight Mitchell, director de POPS, en Orlando.