Comunidad mexicana recibe a Gustavo Ayón de la NBA

Comunidad mexicana recibe a  Gustavo Ayón de la NBA
- Juan Claudio mexicano de Orlando

La comunidad hispana tiene representación en el equipo de baloncesto los Orlando Magic. Se trata del mexicano Gustavo Ayón, el número 19 y el tercer jugador mexicano en la historia de la NBA (National Basketball Association).

Ayón, de 27 años, pesa 250 libras y mide unos 6’10 de estatura, siendo uno de los más altos en su equipo. También fue miembro del equipo nacional de México.

El mexicano le sigue los pasos al puertorriqueño Carlos Arroyo, que fue parte de los Magic durante las temporadas 2006 hasta 2008. Y como Arroyo en su día, Ayón es símbolo de la cultura hispana en el deporte.

“Ayón es un orgullo para los mexicanos”, comentó Alberto Fierro, cónsul de México en Orlando. “Orlando es una ciudad joven y vibrante que continúa creciendo y se está haciendo cada vez más diversa y cosmopolita. Es un privilegio para el consulado y estoy seguro que para toda la comunidad mexicana, el tener a Gustavo Ayón como un representante de nuestro país en el equipo Orlando Magic de la NBA”.

Según el cónsul, la presencia de los mexicanos en el centro de la florida ha crecido en las últimas décadas, contribuyendo a muchos sectores de la economía local, pero “no habíamos sido representados a plenitud en la arena de deporte profesional”, dijo.

Ayón, original de Zapotan, México y graduado de la Universidad de Puebla, asegura que ser hispano es un beneficio y una encomienda.

“Siento una responsabilidad muy grande y me llena de humildad el amor de la gente”, comentó.

El deportista recomienda a los jóvenes hispanos que no dejen de luchar por sus sueños en el deporte, que “con mucha dedicación y si trabajas por eso, se puede alcanzar lo que deseas y mucho más”.

Ayón ayudo a la comunidad mexicana en Nueva York, donde hay una creciente comunidad mexicana, luego de la tormenta Sandy, en conjunto con el consulado mexicano.

Fue nombrado como embajador humanitario para la ONG mexicana Fundación de Derecho a la Identidad, que lucha día a día para llevarle un certificado de nacimiento a aquellos que no fueron registrados de niños y ahora viven a la deriva sin una nacionalidad.

Su carácter sencillo y su gran estatura lo personifican como una efigie azteca moderna. Su hablar pausado, demuestra su humildad y su gran corazón. Ayón, quien lleva apenas un año en la NBA, asegura que no solo es el deporte lo que lo mantiene vivo, sino también “el orgullo de representar y de poder ayudar a mi gente”.

Sin dudas, los mexicanos allí presentes estaban orgullosos de contar con Ayón como compatriota.

Orietta Tarasena, mexicana de 18 años y residente del condado Orange, comentó que “para mí es un orgullo y una inspiración”.

Leticia Martín, mexicana residente de Orlando, explicó que “Ayón es un gran ejemplo, por ser buena gente y por su talento”.

Fotos:Orietta TarasenaLeticia MartínVerónica JiménezJuan ClaudioGustavo Ayon y Alberto Fierro