Se alistan para atender a inmigrantes

Se alistan para   atender a inmigrantes
Santos Castillo (sentado), y su yerno, Danis Bello, junto a Alfonso Ramos y Stephanie Ramos, hablan sobre la pendiente reforma migratoria. Cecilia Figueroa. Especial para La Prensa

Kissimmee

Ante una inminente y posible aprobación de una reforma migratoria este año, se avecinan muchos cambios, por lo que agencias, organizaciones y activistas continúan sus esfuerzos y se alistan para ayudar a los inmigrantes en este camino.

El dominicano Santos Castillo, junto a su yerno, Danis Bello, desde ya se preparan para reunificar a su familia, a través de la ciudadanía y acudieron a la oficina de asistencia comunitaria And Justice for All, en Kissimmee, que ofrece ayuda en temas migratorios, , servicios sociales, traducción, intérpretes, foros de inmigración, entre otros.

“Quiero ser ciudadano. Se vienen muchos cambios; quiero tener derecho al voto y principalmente traer a mi esposa y dos hijos”, dijo, este residente de Kissimmee.

Mientras, Alfonso Ramos, director de esta oficina que recién abrió sus puertas, y coordinador de la organización sin fines de lucro, Primero Justicia Región Exterior, en Orlando, dijo que es tiempo que los inmigrantes vayan preparándose y tengan a la mano sus documentos para ganar tiempo a algo que han estado esperando por mucho tiempo.

“Tienen que estar preparados. Reúnan sus documentos que demuestren su permanencia en este país, planillas de pago de impuestos, constancia de trabajo, son papeles que van a sustentar que esa persona vivió aquí”, dijo.

Además, los exhortó a estar pendientes de las noticias y que por ahora les toca tener paciencia mientras se da esta reforma.

Alrededor de 11 millones de inmigrantes —la gran mayoría mexicanos—, no tienen un estatus legal en este país, soñando con la ansiada reforma migratoria. Al parecer, el presidente Barack Obama junto al Congreso hará realidad este sueño, cumpliendo con los votantes hispanos, que le dieron la reelección creyendo en esta promesa.

Ante la gran demanda de solicitantes por esta reforma, muchos inmigrantes buscarán asistencia para realizar sus trámites. Y ya existen personas que se están preparando.

Glen Arias, director del International Training Institute, con sede en Port St. Lucie y San Diego, California, dijo que su oficina ha capacitado a 400 personas de diferentes estados y países. Cada curso tiene un costo de $1,000.

Está capacitando a personas que vayan a trabajar con trámites de inmigración, con un taller personalizado en español en Orlando, el 1, 2 y 3 de marzo.

“Van a ver muchas oficinas que buscarán paralegales y personas capacitadas en este tema. Deberán estar listos para cuando estén estas posiciones”, indicó.

Sin embargo, advirtió que los inmigrantes no deben apresurarse y no caigan en manos de oportunistas que aprovecharán el momento para hacerles creer que podrán conseguirles un proceso más rápido y solo les quitarán su dinero.

Las organizaciones y personas que son altamente calificadas para proveer servicios de inmigración son autorizadas por la Junta de Apelaciones de Inmigración (Board of Immigration Appeals o BIA), que forma parte del Departamento federal de Justicia.

Tener la autorización de BIA indica que la organización es confiable, y que ofrece “asesoría correcta”, según el Departamento federal de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

En la Florida, las estafas de inmigración pueden ser reportadas a las siguientes agencias estatales: la División de Servicios al Consumidor del Departamento de Agricultura; la Oficina del Fiscal General de la Florida, unidad de Protección al Consumidor; y el Colegio de Abogados de la Florida (Florida Bar Association).

“Hemos descubierto que la mayor parte de los inmigrantes sin papeles legales que se han quedado en ese estatus fueron mal asesorados”, dijo Arias. “Buscaron información en la panadería, restaurante, el vecino. No se puede dejar un tema tan importante como el futuro suyo y el de su familia así. Deben buscar una persona capacitada”.

Mientras, Helene Villalonga, que ha vivido en carne propia tres estafas con trámites migratorios, recomendó a otros a no cometer errores que le cuesten su futuro legal en este país.

“No ponga sus esperanzas en personas que uno cree confiar. Haga una búsqueda de abogados calificados en su área que sea especialista en inmigración. No corra riesgos. Tenga sus documentos listos de sus países, o consígalos en sus consulados. No lo deje para después; empiece desde ahora”, advirtió esta madre, que obtuvo su residencia luego de 10 años.

Villalonga logró la residencia para su hijo, tras ser deportado porque su caso fue mal hecho, agregó la representante de la Asociación de Madres Venezolanas en el exilio (AMAVEX), en la Florida.

Ver nota relacionada en la página 23.

?>