Salir del programa ESOL

Salir del programa ESOL
Algunos legisladores locales dicen que es muy difícil salir del programa ESOL. archivo

La Florida estableció hace 23 años una serie de programas para impulsar la enseñanza de estudiantes que no dominan el inglés como primer idioma (ESOL).

como segundo idioma( ESOL), es un programa establecido inicialmente con la intención de ayudar a aquellos estudiantes con Inglés como segundo Idioma, el programa lleva 23 años de establecido y ha sido implementado con bastante éxito en las comunidades de alto nivel de hispanos.

Comenzó en el 1990 cuando un caso en Miami Dade school board, provoco una demanda para reglamentar la calidad de la educación de los estudiantes que hablan más de un idioma. Aun así es regla que los estudiantes de ESOL sean tratados igual que cualquier oro estudiante y que usen el mismo currículo.

Para entrar en el programa, se utiliza un cuestionario, conocido como home language survey, de tres preguntas a los padres: a la hora de ingresar al joven en la escuela. El “home language survey”, pregunta si el estudiante habla otro idioma como idioma principal, si en la casa del estudiante se habla otro idioma y si el estudiante o sus padres hablan más de un idioma.

Si se contesta sí a alguna de estas preguntas, el estudiante ingresa a un programa ESOL.

Sin embargo, según el representante estatal, Joe Saunders, tras determinar su nivel de . se administra la prueba CELLA , ” Comprehensive Englsh Language Learner Assesment”, este examen consiste de 4 partes : conocimiento de lectura, escribir, habla, comprensión.En los grados de tercero -12 el estudiante tiene que pasar las 4 sesiones de la prueba CELLA más un nivel 3 en lectura o mayor en los FCATS para poder ser dispensado del programa ESOL. Cabe señalar que las escuelas reciben por cada estudiante de ESOL un FTE de 1.167 por ciento adicional. Según JoeSaunders, es difícil para un estudiante salir de programas ESOL.

“A veces pasar estos requisitos (para salir de ESOL) son muy fuertes aún para los estudiantes que son nativos del idioma inglés”, explicó.

Es por eso que Saunders (D-Distrito 49) ha propuesto un proyecto de ley (HB 1095) que ofrece a los padres más opciones en el sistema escolar público.

“Un padre conoce a su hijo mucho mejor que nadie más, y debería ser capaz de tomar sus propias decisiones basadas en el mejor interés del niño”, comentó.

Existen casos de estudiantes que su nivel de comprensión en el idioma inglés es más avanzado, ya que, pese a tener conocimiento de más de un idioma, el inglés es su lengua principal, dijo.

Para algunos de estos estudiantes, estar en un programa ESOL podría impedir que participen de un régimen académico más avanzado, según el legislador.

y es por esto que la propuesta de ley HB1095 está en este momento en discusión en Tallahassee.

El número de estudiantes en la Florida que son parte de este programa es bastante. Por ejemplo, solo en el condado Orange un 20% de la población estudiantil pertenece a un programa ESOl.

En el distrito escolar de Seminole, la cifra es menor —un 3%—, pero el total de estudiantes suma 2,400.

Según el senador estatal, Darren Soto, quien también promueve esta enmienda, “es importante que todos tengan derecho a una educación de calidad y que los padres tengan la capacidad de permitirle a sus hijos salir de este programa”.

Es difícil saber si este proyecto de ley sería aprobado, ya que proviene de un grupo de demócratas en una Legislatura con una supermayoría republicana.

Además, los programas ESOL generan fondos adicionales para las escuelas por cada estudiante en el programa.

Sin embargo, de ser aprobada, la propuesta de ley entraría en vigor en julio próximo y establecería que cualquier padre que solicite por escrito el que su hijo sea exento de ESOL será aprobado.

Sin embargo, Minnie Cardona, coordinadora de ESOL en el condado Seminole, comentó que la opción para los padres a sacar a los estudiantes de ESOL ya existe desde el 2012.

Una enmienda a las regulaciones, llamada 6A-6.0902, dice que los padres pueden inmediatamente sacar a un hijo del programa si así lo desean.

Según Cardona, los exámenes para estar en el programa determinan la capacidad del mismo para recibir esta ayuda adicional. En el distrito Seminole, “solamente dos padres han pedido sacar a sus hijos de ESOL este año”, dijo Cardona.