Tras ayudar a la comunidad en verano

Tras ayudar a la  comunidad en verano
El centro Hope ayuda a cientos de familias, y está recaudando fondos para un campamento de verano. Migdalia Fernández. La Prensa

Apopka

Un mural de creatividad será plasmado en el centro Hope, Community Center en Apopka, para representar la integración de todas las culturas que componen esta sociedad. Para lograr esta meta le han pedido a la comunidad que done algún objeto que represente algo importante para ellos, comentó la monja Ann Kendrick, cofundadora de Hope. , que atiende a cientos de familias mayormente inmigrantes latinos.

El arte unifica y re-establece que de un conglomerado de piezas sueltas se forma un todo. En un lado habrá un árbol de la vida y un cielo con mucho sol cubrirá la cúpula de la entrada, seguida por muchos senderos con vida y naturaleza.

T enemos muchas familias que necesitan ayuda y por eso estoy aquí, en el centro atendemos muchas familias hispanas y de todas las razas”, dijo Sister Ann.

“Somos todos trabajos en proceso. Nuestra vida es una pieza de arte, añadiendo pedazos y colores de acuerdo a nuestras experiencias y sentimientos”, dijo la artista mexicana Janis Núñez, quien realizó el diseño de la pieza y está dirigiendo a más de 20 personas de la comunidad, entre ellos adolescentes y madres, que usan los servicios del centro Hope.

, han formado un taller creativo para el laborioso proceso de componer el mural.Núñez acerca del mural.

Una vez terminado el mural, será expuesto en la entrada de Hope.

“Este mural representará la comunidad de Hope”, dijo Laura Firtel, directora del desarrollos de programas en Hope.

Los jóvenes involucrados en la tarea están entusiasmados con su participación.

“Es lindo crear y envolverse, dándole hacia atrás un poco de mi tiempo al centro que nos ofrece tantas cosas”, comentó Elaine Herrera, estudiante de secundaria y participante del grupo de jóvenes Sin Fronteras de Hope. , que busca . Youth Group, -transformar vidas a través del servicio.

El centro Hope ayuda a cientos de familias, desde la búsqueda de asistencia legal, programas para la enseñanza del idioma inglés, ayuda de referidos, enlaces con la comunidad, centro de cuidado y hasta un campamento de verano.

“Intentamos ayudar a las mamás con sus hijos cuando están fuera de la escuela para que esos niños aprendan y se motiven y no estén solos en la casa sin tener nada que hacer”, dijo Nilka Meléndez, directora del programa de jóvenes y campamento de verano.

Este año ha sido cuesta arriba organizar el campamento de verano, a raíz de la falta de fondos.

todos los añosUsualmente, la agencia de empleos Workforce Central Florida otorga fondos para sufragar parte del costo del campamento, a que anualmente asiste un promedio de 140 niños. Este año no recibirán fondos.

y donativosPara subsidiar el programa de verano, en donde unos 20 a 22 jóvenes sirven como líderes del campamento, Hope está colectando fondos, para poder pagarle a estos jóvenes por su contribución de tiempo. tengan o no documentos legales para trabajar en los Estados Unidos.

Sin embargo, este año, han tenido que recorrer a esfuerzos creativos para recaudar fondos para poder sufragar este programa de verano ya que no obtuvieron fondos. Un 85% de los niños que asisten al campamento son hispanos y los padres de éstos sólo pagan unos $30 por la totalidad de cuatro semanas de campamento.

“Es gente realmente necesitada”, dijo Meléndez. “Hemos hecho varias ventas de garaje y actividades para recolectar el dinero”.

Según Meléndez, el centro Hope ya ha recaudado unos $10,000 de su meta de $25,000. No se sabe si lograrán la meta, aunque están muy optimistas y continuarán su labor pese a las dificultades financieras.

“Siempre se necesita más dinero para poder ayudar. Eso nunca nos ha impedido continuar”, comentó la monja Ann Kendrick.