Florida no expande programa Medicaid

Florida no expande programa Medicaid
Un 36% de los hispanos en la Florida no tiene seguro médico y acuden a salas de emergencia y clínicas locales. archivo

Los floridanos sin seguro médico se quedaron sin recursos por un tiempo más, ya que la Legislatura estatal no resolvió un proyecto de ley para expandir la cobertura médica a los no asegurados.

Estas personas, de escasos recursos, incluyen una gran cantidad de hispanos en la Florida que podrían cualificar para Medicaid, el seguro médico federal para personas de bajos ingresos.

Desacuerdos entre el Senado y la Cámara, y entre la Legislatura como tal y el gobernador, no permitieron que se llegara a un acuerdo en cuanto la aprobación de unos $52 mil millones de fondos federales para implementar el llamado Obamacare en Florida.

La fundadora y directora ejecutiva de Hispanic Health Iniciatives, Inc., Josephine Mercado, explicó que “los hispanos somos el grupo mayor sin seguro médico (en Florida). Esa ley nos va a beneficiar a nosotros, igual que nos va impactar a nosotros si no entran esos $52 mil millones. Lo que ellos han hecho es vergonzoso”.

La historia de la implementación de Obamacare en Florida ha sido inestable.

El gobernador Rick Scott inicialmente se opuso a Obamacare, junto a seis estados, que tienen entre las tasas más altas de personas sin seguro médico.

Scott, que va para la re-elección en el 2014, luego dio un reverso y dijo públicamente que “nuestra comunidad necesitaba esa expansión del Medicaid”. Añadió que si la Legislatura aprobaba los fondos de Obamacare, él firmaría el proyecto de ley. También aprobó $65 millones en fondos Medicaid para hospitales.

Según la Asociación de Hospitales de la Florida, datos del año pasado indican que en la Florida unos 2 millones de personas reciben Medicaid, pero otros 3.9 millones no tienen cobertura médica.

Según un informe de la Kaiser Family Foundation, un 36% de hispanos en Florida carecen de seguro médico.

Estas personas utilizan las salas de emergencia de hospitales o clínicas locales, como Shepherd’s Hope, una red de clínicas ubicadas en los centros de salud público.

La portavoz de Shepherd’s Hope, Shari Vander Wiede, estima que 43% de los pacientes que atendieron el año pasado eran hispanos. Vander Wiede dijo que el 64% de todos los pacientes dijeron estar desempleados y cada vez atienden a más personas con un estado avanzado de enfermedad, siendo la mayoría mujeres.

Con tantas personas en espera de una resolución sobre el tema, no se sabe si el gobernador Scott convocará una sesión extraordinaria para impulsar un acuerdo.

“Este estado está nombrado como el estado más malo cuando se refiere al sistema de salud”, aseveró Mercado, de Hispanic Health Initiatives, en Casselberry.