Reforzando el ministerio hispano católico

Reforzando el  ministerio hispano católico
Durante el congreso, se le dio énfasis al valor de la Eucaristía y renovar prácticas, entre otros temas. Natalia Nevárez. La Prensa

El 4to Congreso Eucarístico de la Diócesis de Orlando concluyó en estos días en la parroquia Holy Family, al sur de Orlando, donde se celebró por primera vez.

Una de las líderes del Ministerio Hispano que organizó el evento, Marjorie Rosa, dijo que durante el congreso honraron la Eucaristía a través de diferentes charlas para que las personas conozcan más sobre este sacramento de la Iglesia católica.

Rosa explicó que una de las charlas se trató sobre la Eucaristía y la familia y otra sobre las prácticas específicas que se deben hacer antes de recibirla.

El sacerdote dominicano, Rafael Muñoz, explicó que “el Congreso Eucarístico —interparroquial—, es una alabanza y bendición a Dios”.

Este es el cuarto congreso que se lleva a cabo en la ciudad de Orlando. La Oficina del Ministerio Hispano ha estado trabajando para las comunidades hispanas por más de 20 años. Entre los nueve condados que sirve la Diócesis de Orlando, hay un total de 38 parroquias y 5 misiones que ofrecen misa en español, y ofrecen diferentes ministerios para asistir a los hispanos.

Según el padre, ordenado hace 16 años, el Congreso tiene como propósito “acentuar en comunidad el valor de la Eucaristía, renovar nuestras prácticas, renovar nuestro amor con Dios y corregir muchas cosas”.

Gemma y David Merino de Perú participaron del Congreso este año por primera vez. El matrimonio comentó que asistieron para crecer en fe, trabajar más para el Señor y aprender sobre la eucaristía.

El señor Merino comentó que “una de las cosas que yo estoy aprendiendo mucho ahora es lo que está haciendo este nuevo camino con el nuevo Papa y con todas las cosas nuevas que están saliendo”.

Por otro lado, el peruano abundó que “nosotros desgraciadamente antes teníamos a Dios en el cielo, teníamos a Dios un poco lejos, era cuestión de ir a misa y ahí quedaba todo. Hoy día no, hoy día hay que vivir con Dios paso a paso su caminar en el mundo”.

El matrimonio Merino dijo que leen el evangelio, la Biblia a diario, porque, como dijo el padre Muñoz, “hay que conocer a Dios para poder amarlo”. Añadió que “si uno no lee de Él y no aprende de Él no lo puede amar”.

Al Congreso asistieron más de un centenar de personas de todas las edades.

Christian Collado fue uno de los jóvenes que, junto a su madre, dijo presente en el evento.

Collado expresó que aprendió cosas muevas, tal como “la manera de Jesús es como un camino pequeño que no mucha gente decide recorrerlo, que incluso el enemigo tiene que escuchar lo que Jesús dice y que con lo que Dios dice y lo que hace Jesús podemos realmente cambiar”.