Nuevas reglas de conducta para estudiantes de Orange

Nuevas reglas de conducta  para  estudiantes de Orange
El uso de la tecnología puede ser regulado y considerado mala conducta si es usado de manera inapropiado en el salón de clase y los predios escolares de Orange. archivo

Los estudiantes de las escuelas del condado Orange tendrán nuevas reglas el próximo año escolar que incluyen reglas sobre el acoso y el uso de aparatos electrónicos.

Tal parece que este distrito escolar, el más grande de la Florida Centray y que cuenta con un 32% de estudiantes hispanos, está legislando para acomodarse a los cambios de las nuevas generaciones cibernéticas.

La nueva enmienda establecida bajo el renglón de “otras mala conducta”, define que los correos electrónicos y los mensajes de texto podrían ser considerados una amenaza para la buena conducta de un estudiante.

Las provisiones nuevas dan indicios de que el uso de la tecnología puede ser regulado y considerado mala conducta si es usado de manera inapropiado tanto en el salón de clase como en los predios escolares.

“Estamos preparándonos para un año escolar de excelencia académica donde los códigos de conducta han sido modificados para adelantarnos con los tiempos modernos”, dijo la Dra. Barbara Jenkins, superintendente escolar de las Escuelas Públicas del Condado Orange (OCPS).

La Junta Escolar de Orange también aprobó otra enmienda bajo la sección de acoso. Hasta ahora el acoso se definía como un acto en el que el curso de acción de un individuo era dirigido hacia otra persona para causar estrés emocional y/o crear una situación hostil no placentera, a través de contacto físico o verbal no solicitado y no bienvenido. Esto incluye actos que no resultan en daño físico. A esta definición se le añadió que esto puede incluir pero no limitarse a fotos, rumores, molestar constantemente a otra persona, llamar nombres o uso de profanidad, entre otros.

Mónica Dávila, maestra de primaria en Orange, opina que muchas escuelas no tienen una política contra el acoso, lo que significa que no hay consecuencias o seguimiento a incidentes de acoso, en particular a nivel elemental.

“Puedes llamar a cualquier escuela elemental y te van a decir que tienen una póliza pero no te la van a dar por escrito, y el código de conducta es rara vez enforzado, porque se ve mal en la escuela el dar referidos y suspensiones”.

Añadío que han habido casos con múltiples quejas de acoso cibernético, amenazas de matar a otro estudiante y nada se ha hecho.

“Como resultado de esto los niños sufren, les falta disciplina y los maestros pierden el control de sus clases”, apuntó.

Las nuevas medidas de conducta en el distrito Orange entrarán en vigor tan pronto comience el semestre escolar en agosto y ya están puestas en su página Web: http://www.ocps.net.

Por su parte, los distritos de Seminole y Osceola no han hecho grandes cambios en el código de conducta.

“No hemos hecho cambios drásticos al código de conducta en nuestro distrito escolar”, dijo Martha Mann, portavoz del distrito escolar de Osceola.