Poinciana inaugura primer centro de salud

Poinciana inaugura   primer centro de salud
La inauguración del Poinciana Medical Center es un sueño hecho realidad para muchos residentes. fotos por Natalia Nevárez. La Prensa

Poinciana

Cinco años de lucha le tomó a Friends of Poinciana Hospital lograr que el Gobierno de Osceola enfrentara la necesidad que tenían como comunidad de tener un centro de salud y que finalmente lo construyeran.

Recientemente se celebró el corte de cinta en las instalaciones del Centro Médico de Poinciana, que oficialmente abrirá sus puertas a la comunidad en agosto.

La cofundadora de Friends of Poinciana Hospital, Annette Brown-Best, explicó que el hospital más cercano les quedaba a más de 30 minutos de distancia sin tráfico. El esposo de Brown, residente de Poinciana hace 10 años, es diabético y le costaba unos $400 en taxi para llegar a Orlando y recibir tratamiento.

Brown comentó que “ha sido un largo viaje”. Durante el proceso de proponer y protestar en el 2008, les decían que no necesitaban ningún hospital porque podían ir al de Kissimme o St. Cloud.

El Centro Médico de Poinciana, localizado en la Cypress Parkway de Kissimmee, cuenta con 100,000 pies cuadradas, 12 camas en la sala de emergencia y 30 camas para pacientes hospitalizados, entre ellas 12 de cuidado intensivo.

Otro de los beneficiados del nuevo centro de salud es Alexander Soto, un enfermero de Puerto Rico con ocho años de experiencia. Soto, residente de Orlando, trabajaba como un enfermero visitante en la Florida y llegó a trabajar en unos cinco hospitales. Ahora el enfermero tiene un puesto a tiempo completo en el Centro Médico de Poinciana, construido a un costo de $65 millones.

“Definitivo, es más estable porque estoy trabajando a tiempo completo, me ofrecen beneficios y es una nueva experiencia”, dijo Soto.

El centro de salud creará más de 200 empleos a tiempo completo. Brown ahora busca establecer una ruta de autobús al hospital los siete días de la semana.

Varios residentes del área, que es de mayoría hispana, asistieron al corte de cinta, emocionados para ver en vivo las instalaciones del nuevo centro de salud.

Entre los presentes, Jennifer Rodríguez, residente de Poinciana hace más de 10 años, dijo que el centro “es bien necesario porque aquí hay mucha gente que viajan tan lejos para emergencias”.

Hace dos meses a Rodríguez la mordió un perro en la mano y tuvo que conducir 35 minutos (a Kissimmee) para poder recibir ayuda médica. Ahora la sala de emergencias le queda a 10 minutos de su hogar.

El gerente de Friends of Poinciana Hospital, Valentín Ramos, explicó que, aunque ni él ni sus familiares tienen una condición médica de cuidado, apoyó el proyecto.

Fernando Valverde, cofundador de Friends of Poinciana, dijo que “esto es un ejemplo de que cuando varios ciudadanos se reúnen, se preparan y se oponen a la burocracia, pueden lograr hacer muchas cosas si se ponen a trabajar en armonía. Esa es la lección aprendida”.

Brown concluyó que “este es el sueño finalizado”.