Aún luchan por la reforma migratoria

Aún luchan por la reforma migratoria
Marcha de la Asociación Campesina de Florida desde Apopka a la oficina del congresista John Mica. Migdalia Fernández. La Prensa

Al regresar de vacaciones el Congreso esta semana, ya se encuentra en riesgo la reforma migratoria que ayudaría a 11 millones de indocumentados, la mayoría de éstos hispanos.

Tal parece que durante el receso las prioridades han cambiado, con un nuevo enfoque en el conflicto en Siria, entre otros. Si la reforma no se lleva a votación en el Congreso, el esfuerzo de miles de personas pudiera quedar en vano.

Aún así, las organizaciones pro reforma migratoria continúan su lucha y dicen no se darán por vencidos.

“No nos vamos a detener hasta obtener un cambio en nuestras leyes”, dijo Jorge Galicia, miembro de la Junta de la Asociación de Campesinos de la Florida.

Organizaciones locales unirán sus esfuerzos a grupos pro inmigrante nacionales este mes, para hacer un llamado a acción y ejercer más presión política sobre el Congreso.

También se escogió la fecha del 5 de octubre para una movilización masiva, llamada el Día Nacional de Dignidad y Respeto.

Agrupaciones locales como PICO, Mi Familia Vota y la Asociación de Campesinos, entre otros, se han dado la tarea de unificar esfuerzos y organizar actividades frente a las oficinas del oficiales electos. Ya lograron el apoyo condicional del congresista republicano por el Distrito 10, Daniel Webster.

Pese a su esfuerzo, aún falta mucho por hacer. El pasado fin de semana, PICO estuvo en vigilia frente a la Alcaldía de Winter Garden , para pedir apoyo por la reforma migratoria.

Por otro lado, la semana anterior, la Asociación de Campesinos realizó una marcha de 12 millas desde Apopka hasta las oficinas del congresista John Mica (R-Dist. 7), para solicitar su apoyo.

“Estamos pidiendo un cambio completo de las leyes de inmigración porque las que tenemos están destruyendo a miles de familias diariamente”, comentó Galicia.

Mientras, Mi Familia Vota está pendiente de continuar esfuerzos de manifestación colectiva.

“Tenemos tres fechas de suma importancia para hacer manifestaciones nacionales y locales”, dijo Soraya Márquez, coordinadora de inscripcion de electores en el área de Orlando. “Los tres días son: el 17 de septiembre, donde organizaciones a nivel nacional tendrán varios eventos de concienciación para la ciudadanía; el 24 de septiembre, para inscribir electores; y el viernes 13 de septiembre haremos un llamado a la nación a actuar”, dijo Márquez.

Aunque el conflicto en Siria podría posponer una votación acerca de la reforma migratoria en el Congreso, “seguiremos ejerciendo presión hasta que se haga algo”, dijo Márquez.

De no llevarse a votación esta reforma, “sería perder la oportunidad de ayudar a miles de familias que con urgencia lo necesitan”, explicó.

La estudiante Dreamer, Marisol Márquez, de la organización Raíces, en Tampa, comentó que, si no se aprueba una reforma, “entonces estamos listos para luchar … y organizar marchas en contra de las deportaciones”.