Queda en libertad Fernández

La excomisionada del condado Orange, Mildred Fernández, salió de prisión estatal esta semana, según el Departamento de Correcciones de la Florida (DOC).

La exprisionera número X76932, de origen puertorriqueño, fue liberada el día 9 a la residencia de una hija en Kissimmee, de acuerdo con DOC.

La expolítica, de 68 años de edad, pasó un año, 10 meses y 13 días tras las rejas por compensación illegal en conexión con donaciones a su campaña para la re-elección a la Junta de Comisionados de Orange. Según los cargos, supuestamente una entrega de dinero fue capturada en vídeo.

Fernández no retó los cargos contra ella, al declarar nolo contendere al comienzo de su juicio en enero de 2012, en Orlando.

La Prensa intentó comunicarse con Fernández sin resultado.

“Ella está en el proceso de reunirse con su familia, para luego comenzar el proceso de probatoria”, dijo su abogado Anthony Suárez.

Antes de ser liberada, Fernández fue trasladada unos meses atrás de la prisión Lowell, en el condado Marion, al centro de trabajo Suncoast W. R. C., en St. Petersburg.

En una llamada a La Prensa desde Suncoast W. R. C. en julio pasado, Fernández dijo que se encontraba “muy fortalecida, porque después de esta prueba, Dios me ha salvado”.

En febrero de 2012, el el juez, Jefferey C. Arnold, dictó veredicto contra Fernández: 22 meses en prisión, 4 años de probatoria y 400 horas de servicio comunitario. Además, tendría que restituir miles de dólares en costos al tribunal.

En aquel entonces, Fernández dijo que “perdí mi trabajo … he perdido todos mis ahorros de retiro, pero peor aún, perdí mi lugar en la comunidad, por lo que estoy muy triste”.

Fernández fue la segunda puertorriqueña en ser elegida a la Junta de Comisionados de Orange, por el Distrito 3, en 2004 y fue re-elegida en el 2008. (La primera fue Mary Johnson, que también sirvió como comisionada de Orlando).

La entonces comisionada hacía campaña para un tercer término cuando fue arrestada.

Tras su arresto y encarcelación, hubo una gran competencia por el escaño del Distrito 3.

El exgobernador Charlie Crist nombró temporalmente a Lui Damiani al escaño tras quitar a Fernández del puesto, según requiere la ley floridana. Luego el gobernador Rick Scott sacó a Damiani y colocó a John Martínez, abogado e hijo del exsenador por Florida y expresidente de la Junta, Mel Martínez.

Los nombramientos levantaron ronchas en la comunidad puertorriqueña por ambos no ser boricuas. Damiani se postuló para el escaño en 2012, pero perdió ante Peter Clarke, el actual titular del cargo.

Muchos hispanos no quisieron apoyar a Damiani por éste estar de acuerdo en disminuir la población hispana en el Distrito 3 durante el proceso de realineación de distritos electorales.