Distrito Orange tras recuperar estudiantes

Distrito  Orange tras recuperar estudiantes
La Dra. Barbara Jenkins abraza una estudiante que regresará a clase gracias a su visita. OCPS

Voluntarios y administradores del distrito escolar Orange tocaron las puertas de estudiantes que no habían regresado a clases este año, con el motivo de matricularlos y así aumentar los números de estudiantes este año escolar.

El esfuerzo fue parte de la iniciativa “Esperanzas de Graduación” e incluyó la superintendente escolar de Orange, la Dra. Barbara Jenkins. El grupo logró una reacción positiva al demostrarle a estos estudiantes que hay personas a que les importa su educación.

“Visitamos muchos hogares de estudiantes que habían abandonado la escuela por una u otra razón. Les explicamos las diferentes opciones disponibles para que puedan continuar sus estudios en la escuela secundaria, obtener un diploma y continuar un entrenamiento post-secundaria”, dijo la Dra. Jenkins.

Una estudiante del décimo grado, que no fue identificada por ser menor de edad, estaba tan feliz que comentó que “me siento especial al tener visitantes del distrito escolar en mi puerta, y gracias a ellos pienso regresar a la escuela”.

El programa Esperanzas de Graduación surge de una idea del distrito escolar de la ciudad de Houston, donde líderes sintieron que una invitación personal sería la llave para el éxito y ayudaría a hacer el cambio en la vida de un joven que se haya dado de baja de la escuela.

Imitando el programa de Houston, voluntarios visitaron una larga lista de estudiantes de las escuelas secundarias Apopka, Colonial, Dr. Phillips y University.

Ese mismo sábado las 19 escuelas secundarias de Orange estuvieron abiertas desde las 9 a. m. hasta el mediodía para que los estudiantes pudieran inscribirse.

Las escuelas públicas reciben fondos de acuerdo con el número de estudiantes matriculados, entre otros.

Según los datos del año escolar 2011-12, en el condado Orange el porciento de estudiantes que no regresaron a la escuela fue un 1.8%.

De los estudiantes hispanos, un 1.7% se dio de baja, entre los afro-americanos el 3.4%, y menos de 1% de los estudiantes blancos no hispanos.

Otro indicador —la tasa de graduación—, fue de 73.9% en el año 2011-2012, lo que implica que una cuarta parte de los estudiantes no se gradúan, de acuerdo con datos del distrito escolar Orange.

Para solucionar el problema de estudiantes abandonando la escuela, se formaron equipos de trabajadores escolares y se dividieron por zonas para distribuir esas invitaciones personales de regreso a clase en los hogares de los estudiantes.

Una vez los estudiantes regresan a clases, el programa Esperanzas de Graduación le provee una serie de ayudas para asegurar su permanencia en las aulas.

Esto incluye trabajar directamente con el estudiante, ayudarlos a establecer metas para la vida luego de la graduación y ayudarlos a familiarizarse con los programas de ayuda disponibles para sus situaciones de vida personal.