Debaten poner cámaras en semáforos en Osceola

Debaten  poner cámaras  en   semáforos en Osceola
En Osceola el tema de instalar cámaras en los semáforos es controvertido. Cecilia Figueroa

Kissimmee

La propuesta de la instalación de cámaras en semáforos en el condado Osceola ha levantado el malestar de algunos ciudadanos.

Alfonso Ramos, residente de Poinciana, cuestionó esta iniciativa, que está frente a la Comisión de Osceola, porque traería dolor de cabeza a los conductores.

“No estoy de acuerdo. La cámara toma la foto del carro y la multa va al dueño del auto, no para el conductor. Ya existen algunas cámaras en Poinciana. No sé si estén funcionando y quieren poner más”, dijo.

Por su parte, María Colón, de Buenaventura Lakes, dijo que está de acuerdo si se trata de la seguridad.

“Me parece buena idea; por ejemplo, si te chocan y se va la fuga el otro conductor sirve de evidencia. Pero, sí me gustaría saber más de esta iniciativa para conocer a fondo cómo va a implementarse”.

La propuesta contempla ubicar las cámaras en 10 intersecciones que han sido identificadas por las citaciones por pasarse la luz roja, volumen de tráfico y accidentes.

La Comisión de Osceola aprobó la moción para que el condado continúe las negociaciones con la empresa que se encargaría de estas instalaciones, American Traffic Solutions, una compañía que tiene cámaras en el condado Orange y otras regiones.

Los comisionados Michael Harford y John Quiñónes votaron en contra de la propuesta.

Harford indicó no estar convencido que esta propuesta ayude a reducir los accidentes. Mientras, , Quiñónes está en desacuerdo porque ésta medida servirá para levantar fondos y no responde a los argumentos de seguridad pública.

“Es una manera errónea de estar levantando ingresos para los gobiernos. Más del 95% de accidentes en Osceola, de acuerdo al (FHP), son accidentes traseros. Si se ponen cámaras se pueden incrementar los accidentes”, agregó y destacó que en 77 ciudades de Florida se recaudan $62 millones en multas.

Además, presentó ante la Comisión el reporte de la ciudad de Kissimmee, donde cuentan con cámaras hace un año y medio y no se ha visto reducción de accidentes.

Quiñones cuestionó la ubicación de las cámaras en Poinciana, donde viven familias trabajadoras y su distrito, con mayoría hispana.

Mientras, el abogado Carlos Meléndez, de la firma legal Meléndez & Carmona, indicó que quisiera conocer el fondo de esta iniciativa.

“El problema es no estar en contra de las cámaras, el asunto es que hay que ver detalladamente por qué, dónde las van a poner y qué clases de cámaras. Me preocupa que se use esto para que el Gobierno [local] recaude fondos. No es justo para el ciudadano”, dijo.

Por su parte, el abogado Eduardo Rodríguez, de la firma legal Pardy & Rodríguez, aprobó esta idea.

“Las cámaras pueden ayudar de evidencia para un caso de accidente que alguien se pasó la roja. Sin la cámara a veces es simplemente la palabra de un conductor con la de otro y no se puede determinar la culpabilidad”.