¿De abogado a comisionado?

¿De abogado a comisionado?
El abogado corporativo Cerrud, con el premio El Josco en la mano, dice que su familia se levantó con la educación. Natalia Nevárez

El recién nombrado Profesional del Año para el premio El Josco, Euribiades Cerrud, se ha postulado para comisionado por el Distrito 4 del condado Orange.

Cerrud, de padre panameño y madre puertorriqueña, sometió la papelería a la Oficina del Supervisor de Elecciones de Orange el 7 de octubre.

El candidato a comisionado dijo que ahora le emociona poder demostrarle a la gente todo lo que pueden lograr hacer.

El Distrito 4 es el que más hispanos contiene en Orange, con más de 40% de la población. Cerrud enfrentaría a la titular del cargo, Jennifer Thompson, en las elecciones de 2014.

Cerrud, quien reside en la Florida Central desde los años ’90 cuando era estudiante en Rollins College y Valencia College, dijo que ha visto un crecimiento emprendedor de hispanos en la ciudad, que no se percatan del poder que tienen como grupo grande.

Dice que como figura política tendría más poder de llevar su mensaje a otros y poder ver que otros llegan a ser mejores que él.

“Me gustaría darle una mejor imagen al hispano, que somos profesionales y trabajadores”, explicó. “Nosotros los hispanos también tenemos que unirnos porque somos parte de la comunidad de la Florida Central y somos muchos, la mayoría bilingüe”.

Cerrud busca que los hispanos se involucren más en el voto y, en cuanto vean un latino, se podrán involucrarse más en el sistema poliítico. Comentó que el Distrito 4 es un 40% hispanos, pero “no salen a votar.”

Criado en Puerto Rico, Cerrud comentó que lo que hace día a día es ayudar a negocios pequeños y medianos a crecer y desarrollarse, contestando sus preguntas y educándolos.

“Yo los ayudo a crear sus sueños estableciendo sus negocios”, dijo el abogado, que se describe como “un tipo normal”.

Con todo el éxito que este abogado corporativo y de transacciones hispano ha logrado muchos pensarán que he tenido una vida fácil.

La realidad es que el papá de Cerrud, que llegó a ser un oncólogo reconocido en Puerto Rico, vino de una familia pobre en Panamá que trabajaba en una finca y logró superarse. Su papá fue el primero de su pueblo en graduarse de escuela superior.

De ahí Cerrud heredó el valor por el trabajo, los estudios y el dar a otros para ayudarlos a superarse.

“La familia se levantó con la educación. Estudiamos y nos levantamos”, dijo.

Todos los veranos, cuando su familia viajaba a Panamá para trabajar en la finca, su papá le preguntaba si quería seguir trabajando con el lomo o con la cabeza. Él contestaba que le tirara todos los libros que quisiera.

“Ahora es que yo me reconozco como ‘El Josco’. Ahora es que a mí me dicen: esto es lo que nosotros esperamos de ti; por eso te estamos dando el reconocimiento”, expresó orgulloso.

Sin embargo, Cerrud comentó que el premio fue una sorpresa, aunque sabía que tenía probabilidades de ganárselo por sus labores en la comunidad. Según él, la satisfacción que siente no se puede cuantificar.