Hacen largas filas para pavos

Hacen largas  filas para pavos
Pendás tuvo que adelantar la repartición de pavos una hora por la cantidad de personas que estaban esperando en fila. cortesía

La lluvia, el frío y el tráfico pesado no lograron detener a las más de 1,200 personas que fueron a buscar su pavo para el Día de Acción de Gracias en la última entrega de pavos que LP Pendás realizó en sus oficinas de Orlando.

Este año, a pesar que la firma de abogados repartió miles de pavos a familias necesitadas de la Florida en Orlando, Tampa, Fort Myers y Jacksonville, más de 300 familias que fueron a su oficina en Colonial Drive, en Orlando, se quedaron sin pavo debido a la gran cantidad de personas que asistieron.

Por su parte, Luzardo Pendás, abogado de la firma, explicó que para ellos una persona en necesidad no significa que es pobre, por lo que repartieron pavos a todos los que llegaron y alcanzaron confiando en la honestidad de cada individuo.

“Una persona en necesidad es aquel que posiblemente no tiene trabajo en este momento porque lo acaba de perder; una persona que cobra un cheque, pero vive cheque a cheque y el dinero no le da; o una persona que posiblemente no ha cobrado en esta semana”, dijo el abogado.

Pendás confesó que algunas personas le agradecieron y confesaron que no tienen suficiente dinero para ir a comprar la cena de Acción de Gracias.

“Una señora me confesó: ‘Yo ayer mismo acabo de perder mi trabajo’ “, dijo.

Según el Censo, en el condado Orange, donde residen más de 1 millón de personas, más del 13% de las familias viven bajo el nivel de pobreza. Y casi un 15% de los hogares en Orange reciben ayuda gubernamental para comprar comida por medio del programa de cupones de alimentos.

“Esto es nuestra parte de tratar de ayudar a la comunidad… la economía sigue mejorando, pero para otro sector de la población no se mejora”, comentó Pendás. “Siguen cortando los beneficios del gobierno y lógico, los entiendo, pero eso perjudica mucho a los individuos”.

El año pasado en Orange, para la misma fecha por cuarta ocasión, el bufete de abogados repartió unos 1,500 pavos, según un comunicado de Pendás, lo que podría ser indicativo de por qué cientos no lograron alcanzar un pavo este año.

El pasado 1 de noviembre el Gobierno federal anunció que los fondos del programa de cupones de alimentos, conocido como SNAP en inglés, habían reducido, lo que llevaría a reducir la ayuda a más de 47 millones de personas de bajos ingresos en todo el país, lo que representa a 1 de cada 7 personas.

En la Florida este recorte de fondos fue uno de los más grandes, afectando a mas de 3 millones de individuos.

Luis Mercado, director de mercadeo LP Pendás, dijo que para la entrega de pavos trabajaron unos 50 voluntarios, entre ellos unos 30 empleados de la firma de abogados.

Mercado indicó que hubo que adelantar la repartición una hora antes de lo pautado por la cantidad de personas que estaban esperando en fila bajo la lluvia desde la madrugada y para evitar que estuvieran un largo tiempo bajo la lluvia y el frío.