Florida debería expandir Medicaid

Florida debería expandir Medicaid
Es tiempo que la Florida tome los fondos federales para expandir Medicaid e invertir en nuestros ciudadanos más débiles. archivo

La Florida puede ser conocida como un estado de Grandes Ligas cuando de los equipos deportivos y sus estrellas multimillonarias se trata. Sin embargo, para casi 1 millón de familias de bajos ingresos que van a ser privados de la oportunidad de obtener beneficios de Medicaid, el Estado del Sol está al equivalente en béisbol de las Ligas Menores.

La Florida es uno de 26 estados que ha rechazado la expansión de Medicaid, considerada uno de los pilares de la reforma de salud. El no permitir cobertura a los floridanos necesitados elevará el costo de la atención médica para todos, ya que personas sin seguro médico acuden a las salas de emergencia para tratamiento, resultando en mayores gastos para todos.

He aquí el primer strike de la Florida: El estado recibe con gusto dólares federales para carreteras, puentes y aeropuertos, la educación K- 12, colegios y universidades, seguridad, calidad del agua, expansión de los puertos y protección del medio ambiente. Legisladores estatales, en su continuo desapego por la difícil situación de la clase trabajadora, han negado aceptar $51 mil millones en fondos federales bajo la Ley de Reforma de Salud Asequible, cantidad que podría ayudar a los necesitados no elegibles para Medicaid a comprar un seguro privado.

La peor consecuencia de la inacción de la Florida podría ser que miles de residentes entren a la bancarrota por gastos médicos, ya que a veces ésta es la única opción tras incurrir un tsunami de gastos por enfermedades.

El segundo strike de la Florida es que se habla de personas que, con suerte, ganan un máximo de $15,860 al año (menos de $8 la hora). Además, los floridanos sin hijos no son elegibles para Medicaid a menos que sean discapacitados.

La reforma de salud ofrece fondos federales a los estados para ampliar Medicaid para incluir trabajadores de bajos ingresos. La Corte Suprema de E. U. permitió a los estados optar por no expandir Medicaid, una opción incautada por los legisladores estatales. El gobernador Rick Scott quiso aceptar los fondos, pero no hizo mucho para lograr la meta.

Líderes empresariales, como Industrias Asociadas de la Florida, cámaras de comercio y grupos cívicos como la Liga de Mujeres Votantes de Florida, han instado al estado a aceptar este dinero, que además crearía unos 120,000 empleos.

Estados como Ohio y Pennsylvania están cumpliendo con los requisitos para aceptar el dinero de Medicaid. La fecha límite es el 1 de enero.

Sin acción legislativa, fondos destinados para la Florida podrían ir a otro estado. El presidente de la Cámara Baja estatal, Will Weatherford, debe promoverlo en su hemiciclo. El Senado ya ha señalado su deseo de ampliar la cobertura de Medicaid.

El tercer strike de la Florida es que una sociedad puede ser juzgada por cómo trata a sus ciudadanos más débiles. Es tiempo que la Florida escuche: ¡Toma el dinero e inviértelo en nuestro equipo!

Charley Williams y Elizabeth Pines son miembros de la Junta Directiva de la Liga de Mujeres Votantes de la Florida.