‘No’ a área hispana en nueva biblioteca

‘No’ a área hispana en nueva biblioteca
La nueva biblioteca de Chickasaw será la segunda más grande del Sistema de Bibliotecas del Condado Orange. Natalia Nevárez

“…No vamos a tener un espacio dedicado a un ‘Latino Study Room’ “, esa fue la respuesta de Wendi Bost, portavoz del Sistema de Bibliotecas del Condado de Orange (OCLS), a un pedido de un grupo hispano para la nueva biblioteca en el área de Chickasaw.

Hace un mes se realizó un diálogo con la comunidad del este de Orange para escuchar peticiones y sugerencias sobre lo que deseaban en la nueva biblioteca en Chickasaw, que planean abrir para el 2015.

En la reunión pública varias personas pidieron que la nueva sucursal, que contará con más de 15,000 pies cuadrados, incluyera una sala específicamente de literatura e historia latinoamericana, lo cual al momento ha sido denegado.

El vecino del área y miembro del sistema de bibliotecas, Carlos Guzmán, fue uno de los presentes que solicitó una área dedicada a la cultura latinoamericana debido a que la nueva sucursal está ubicada en el corazón del distrito hispano de Orange.

“¿Para qué hicieron vistas públicas si ya ellos no querían saber de nosotros? ¿Para qué son las vistas públicas, para cumplir un requisito o es realmente que querían saber sobre lo que piensa el pueblo?”, se preguntó Guzmán, luego de recibir la respuesta de Bost en su correo electrónico.

En el mismo Bost señaló que “estamos muy entusiasmados con la biblioteca de Chickasaw y todo lo que traerá a la comunidad en el lado este de Orlando. Seguimos incorporando lo que aprendimos en el diálogo con la comunidad en los planes. Estamos muy contentos de que el diseño permite más espacio para salones de reunión que cualquier otra sucursal actual y proporciona mayor flexibilidad dentro de esos espacios”.

Bost luego mencionó que no se separará un área dedicada a los latinos, que fue parte de lo que pidió la comunidad. La biblioteca sólo tendrá la posibilidad de mostrar arte y programación para y con la comunidad latina, tal como lo hacen actualmente el resto de las bibliotecas del condado Orange.

Guzmán, por su parte mencionó que “simple y sencillamente a ellos no le importa. Le tienen miedo a lo que digan las personas, especialmente los blancos [no hispanos] aquí”.

En entrevista telefónica, Bost explicó que para asegurarse de que la biblioteca sea un reflejo de la comunidad no tendrá una sala dedicada a material latino, sino que tendrá material para la comunidad disponibles en línea y en las bibliotecas. Y tendrá espacio para exhibir arte y más salas de reuniones.

Además, la portavoz aseguró que han hecho ajustes de acuerdo con lo que la comunidad pidió en la reunión porque quieren que la biblioteca y el personal reflejen la misma.

Debido a la respuesta recibida, Guzmán solicitó una reunión con la directora ejecutiva, Mary Anne Hodel, en la cual le plantearán lo que piden.

“Vamos a dejarle saber que nosotros somos americanos, que estamos aquí y pagamos impuestos por los servicios y nosotros exigimos eso”, puntualizó Guzmán.