Protección para los recién nacidos

Protección para  los recién nacidos
Se puede dejar un bebé en un lugar seguro. archivo

En los pasados días, en el condado Volusia, se dio un caso que está bajo investigación de un bebe recién nacido que supuestamente fue encontrado abandonado.

El recién nacido estaba frente a un colmado en DeBary y fue hallado por Ralph Garlick Jr., de 53 años. Surge ser, según la policía, que Garlick mintió a las autoridades y el bebé es hijo de su novia pero no de él. El hombre está encarcelado, con una fianza de $5,000, en la cárcel de Daytona Beach por haber mentido a las autoridades sobre su nombre y resistir a un oficial.

El reporte de la Oficina del Alguacil del Condado Volusia informa que la madre, que dio a luz en un apartamento en Orange City y de quien las autoridades no han revelado el nombre, no se le presentó ningún cargo. El bebé se encuentra en buena condición de salud en un hospital de Orlando y, según el reporte, pasará a manos del Departamento de Niños y Familias de la Florida.

Este incidente no debió haber ocurrido, ya que en la Florida existe la ley Safe Haven, o Refugio Seguro, que plantea cualquiera puede dejar a un bebé, de hasta 7 días de nacido, con un empleado en cualquier hospital, estación de servicios médicos de emergencia o con un bombero en cualquier estación de bomberos en la Florida.

La ley además estipula que la persona no será acusada y las autoridades no presentarán cargos en su contra, para así proteger la vida de un bebé no deseado.

Desde el año 2000 se han reportado más de 250 casos de abandono de bebés en toda la Florida.

Si en la Florida existe esta ley, ¿por qué aún ocurren estos casos?

Un agente de la Oficina del Alguacil de Volusia explicó que, “a veces la gente hace cosas porque están desesperados, porque no saben qué hacer. Es por eso que la ley se puso en marcha, para que la gente no tenga temor de ser acusado de hacer algo en contra de la ley”.

No obstante, el oficial recalcó es importante que cuando la persona llegue al “refugio seguro” se asegure antes de irse, que alguien en el lugar sea notificado sobre el bebé dejado.

Además, explicó que hay otras opciones seguras que son anónimas para ambas partes, madre e hijo.

“Si usted realmente no quiere a su hijo, sólo llame al 911 y diga ‘tuve un bebé y no lo quiero’ … así alguien vendrá y tomara al bebé”, explicó el oficial de la ley.

Según la Alianza Nacional de Refugio Seguro (NSHA) esta ley se creó porque para finales de los años ’90 hubo un aumento de recién nacidos abandonados, de los cuales muchos resultaron en la muerte de estos niños y en cargos criminales para los padres por negligencia y abandono.

“En respuesta a estos incidentes, se desató un movimiento para permitir que los padres cedan la custodia de los recién nacidos sanos y salvos, sin temor a enjuiciamiento”, de acuerdo de la NSHA.

Actualmente todos los estados de la nación tienen esta ley, cada uno con sus modificaciones. Texas fue el primer estado que incorporó esta ley.

Más información en la página Web http://www.asafehavenfornewborns.com.