Tabletas digitales para estudiantes de ESOL

Sanford

Estudiantes del programa ESOL del condado Seminole tendrán una ventaja al incluir en su proceso de aprendizaje el uso de nuevas tabletas digitales.

Se trata de un programa piloto que está cambiando el método tradicional de enseñanza. De acuerdo con Minnie Cardona, directora ejecutiva de ESOL en Seminole, unos hasta 300 niños se podrán beneficiar de las tabletas eBolt y, de estos, un 90% son hispanos.

Explicó que el superintendente Walt Griffin ya tenía en mente poner este programa en práctica. Cardona aceptó el reto para lograr que el programa comenzara este semestre. Cardona logró comprar unas 75 tabletas eBolt, fabricadas por Quatro Solutions especialmente para las escuelas.

Las escuelas públicas de la Floritendrán que incorporar materiales digitales en la mitad de la instrucción para finales de 2015, según reportes.

Localmente, el distrito escolar de Osceola también está experimentado con la tecnología en el salón de clase.

Tantos los estudiantes como maestros utilizarán las tabletas, para lecciones o crear currículos, respectivamente. Las tabletas serán distribuidas en cuatro escuelas, todas primarias: Hamilton, Midway, Pine Crest y Wicklow.

“Comenzaremos de poquito en poquito para ver cómo va el programa antes de implementarlo en todas las escuelas”, dijo Cardona.

Quatro Solutions, encabezado por José Espejo, que una vez fue estudiante de ESOL, dio talleres acerca de cómo utilizar la tableta y dará seguimiento y mantenimiento.

“Es una oportunidad única para que los niños tengan acceso a la tecnología y los maestros cambien su método de enseñanza y entren en una nueva era”, dijo Espejo, quien insiste en que la educación tiene que cambiar para mejora, ya que los niños son más aptos a aprender con la nueva tecnología.

“Está en los maestros el utilizar esta herramienta al máximo”, explicó Espejo.

Marty Wood, maestra de ESOL en Midway Elementary, comentó que “es una ventaja poder participar en este programa piloto”. De sus 37 estudiantes de ESOL, unos 35 son hispanos.

Para Iris Ayala, madre de dos estudiantes de ESOL, estas tabletas son una gran ayuda.

“Me parece que los estudiantes están más motivados a aprender y es que se puede observar desde el primer taller cómo ellos se meten dentro de la tecnología y les gusta”, dijo Ayala.

También le sorprendió que los niños habían aprendido a programar las tabletas.

“Eso es algo adicional, ya que están aprendiendo tecnología a la vez que están preparándose para usarlas en su aprendizaje”, dijo.

De acuerdo con Cardona, las tabletas tendrán programas que se utilizan en ESOL, serán mantenidas en el salón de clase hasta que los niños puedan llevárselas a sus hogares.

“Los maestros ya tuvieron la oportunidad de llevárselas a su casa y jugar con ellas”, dijo. “Muchos vinieron de regreso ya sabiendo cómo hacer sus currículos en la tableta”.