Conferencia Nacional de Huracanes se enfoca en inundaciones

Sigue a La Prensa en Facebook

EFE

Cuando falta un mes y medio para el inicio de la nueva temporada de ciclones, la Conferencia Nacional de Huracanes enfatizó este semana la predicción de inundaciones, las mejores formas de proteger las viviendas y la efectividad de las evacuaciones.

La Conferencia, que concluirá este jueves 17 en Orlando, concentra sus esfuerzos en el uso de nuevas tecnologías para predecir inundaciones y en concienciar sobre la importancia de estar preparados ante la eventualidad de uno de estos fenómenos atmosféricos.

El Centro Nacional de Huracanes anunció que utilizará un nuevo mapa de las áreas de mayor inundación en las zonas costeras del Golfo de México y del Atlántico.

Aunque este mapa está en su fase experimental, podrá mostrar en tiempo real las áreas donde se producen mayores inundaciones y oleajes provocados por los huracanes, así como los niveles sobre el terreno que alcancen esta aguas.

“La mayoría de la gente relaciona los huracanes con el viento, pero han sido las inundaciones y los oleajes los que han provocado más daño en los últimos años”, aseguró Rick Knabb, director de la institución, con base en Miami, en el sur de Florida.

“Es vital que las personas conozcan ahora si viven en una zona de evacuación” y que sigan las órdenes de evacuación oficiales y no dejar esta decisión a su propia iniciativa, enfatizó Knabb.

El funcionario habló durante la presentación de Bustamyth, una nueva campaña de FLASH, una organización sin fines de lucro dedicada a ofrecer información que ayuda a los consumidores a fortalecer sus viviendas y proteger a sus familias contra los desastres naturales.

Knabb indicó que otro de los propósitos durante la nueva temporada de huracanes, que comienza en junio próximo, es ayudar a los estadounidenses a deshacerse de viejos mitos que sólo los hacen más vulnerables a estos fenómenos.

“La gente tiende a subestimar la fuerza del agua”, aseveró Leslie Chapman-Henderson, presidenta de FLASH.

“Hemos documentado historias de supervivencia de familias y de otras cuyas viviendas fueron arrastradas por el mar y que tuvieron que buscar refugio en medio de la tormenta”, dijo Chapman-Henderson al referirse al huracán Sandy y sus efectos devastadores en las costa de Nueva Jersey durante 2012.

Precisó que Bustmyth busca además eliminar las confusiones en cuanto a las evacuaciones y los costes de fortalecer la vivienda contra huracanes.

La campaña está basada en los resultados de una encuesta encargada por FLASH que evidencia que el 84 % de los estadounidenses basa sus decisiones de evacuar o no en la categoría y velocidad del viento, y la realidad es que las decisiones oficiales se basan en la amenaza de inundaciones en tierra adentro y en las mareas de tormenta, explicó Chapman-Henderson.

La encuesta, realizada en marzo pasado por Harris Poll a solicitud de FLASH, muestra que un 56% cree que colocar cinta adhesiva en las ventanas los protegerá.

“Esto es una gran pérdida de tiempo que pudiesen estar utilizando en prepararse para evacuar”, aseguró la experta y agregó que “esto no evita la quiebra de los cristales, que en realidad pueden hacerse en pedazos más grandes, atados por la cinta adhesiva, y por lo tanto más peligrosos”.

Explicó que otro mito es creer que cuesta más de $10,000 dólares fortalecer las estructuras de las residencias para protegerlas contra los huracanes.

“Una protección bien pensada puede costar tan poco como $1,100 dólares”, concluyó la presidenta de FLASH.