Gobernador Rick Scott se distancia de Lew Oliver

Gobernador Rick Scott se distancia de Lew Oliver
El gobernador Scott reconoció a los Borinqueneers en Kissimmee Archivo

El gobernador de la Florida, Rick Scott, reconoció a La Prensa que los puertorriqueños que llegan a su estado son más que un grupo de emigrantes huyendo de falta de oportunidades.

“Los vínculos con Puerto Rico son profundos e importantes. Nuestro estado se ha enriquecido con los aportes culturales, históricos y sociales de la isla del encanto, traídos por quienes han venido a formar un hogar en la Florida”, dijo Scott en una declaración escrita. “La Florida también se ha beneficiado económicamente con el espíritu emprendedor y empresarial de la comunidad boricua”.

El primer ejecutivo por primera vez se pronunció a través de este rotativo sobre los comentarios que realizó el presidente del Partido Republicano del Condado Orange, Lew Oliver, sobre los puertorriqueños. Scott catalogó las palabras de Oliver como “lamentables”.

La controversia política surgió cuando Oliver dió su opinión a un periodista anglosajón sobre el porqué de la merma de votantes registrándose como republicanos.

Oliver culpó a los puertorriqueños. El abogado tildó a Puerto Rico como “un caso perdido” y añadió que “si te gusta un gobierno semisocialista donde la meta mayor de las personas es un trabajo seguro en el gobierno, Puerto Rico es el cielo en la tierra”.

Scott dijo que los comentarios no reflejan el sentir de los floridanos. “La diversidad de la Florida es una de nuestras mayores fortalezas. La comunidad puertorriqueña y el estado de la Florida tiene una larga y hermosa historia”.

El gobernador está actualmente buscando la reelección.

Estadísticas recientes de la Junta Electoral de Florida muestran que los demócratas sobrepasan a los republicanos por más de 100,000 votantes inscritos e incluso han sido superados por los independientes.

Las declaraciones de Oliver indignaron a los boricuas y le dieron una oportunidad a líderes del partido contrario de contraatacar.

Y a pesar de que Oliver intentó aclarar su postura en el programa radial de Fernando Negrón, ‘Quédate con Miguel’, y mediante un extenso comunicado de prensa, no todos están conformes.

“No fue mi intención o deseo hablar mal, impugnar, criticar o insultar a los puertorriqueños como grupo o individuos”, lee el comunicado de Oliver. “Tomo responsabilidad por mis expresiones, fueron equivocadas y me disculpo por ellas, punto”.

Por otro lado enfatizó que en los últimos 25 años se ha dedicado a cabildear y a respaldar financieramente a candidatos republicanos puertorriqueños e hispanos y a proponer prospectos a juntas de gobierno.

Vivian Rodríguez, presidenta del Caucus Demócrata Hispano de Florida, declaró que la disculpa de Oliver parece ser genuina.

“En lugar de disculpas, deben probar que realmente apoyan a la comunidad hispana aprobando las piezas legislativas de un alza al salario mínimo, discriminación laboral contra las mujeres y darle oportunidades a los inmigrantes con las licencias de conducir y los requerimientos de matrículas de extranjeros”.

Dennis Freytes, veterano republicano que lidera un esfuerzo para que se le otorgue la Medalla de Oro Congresional a los Borinqueneers, condenó las declaraciones de Oliver, aunque luego dijo aceptar su disculpa.

Del Partido Demócrata, la exjefa de la Policía de Orlando y candidata a la Alcaldía de Orange, Val Deminings, y el candidato a comisionado por el Distrito 4, Euri Cerrud, también criticaron a Oliver públicamente.

Carlos Guzmán, presidente del Puerto Rican Leadership Council, felicitó al gobernador por su iniciativa y dijo que esperaba que otros líderes -de ambos partidos- hicieran lo propio.

“Scott está haciendo lo correcto. El mero hecho de que Oliver estuvo una semana defendiendo su posición e incluso buscó a otros puertorriqueños para que abogaran por él… que se disculpe, no es creíble, las disculpas se hacen en el momento, no después de mucha presión política. De nuevo, está insultando la inteligencia de los puertorriqueños… apostando dos veces al mismo caballo perdedor”, puntualizó Guzmán.