Familias hispanas a punto de perderlo todo

Familias hispanas a punto de perderlo todo
Los esposos Francisco Pérez y Tina Byrnes pelean por su casa, ante lo que consideran una injusticia por parte del banco Cecilia Figueroa

Francisco Pérez y su esposa Tina Byrnes llevan casi cuatro años luchando por su casa en la corte de Osceola.

Al igual que este matrimonio, otros 34 casos de supuesto fraude hipotecario están siendo investigados por la oficina del Secretario del Tribunal de dicho condado, Armando Ramírez.

En el 2007 compraron su casa y todo marchaba muy bien financieramente para esta familia, hasta que en el 2009 su esposo enfermó de cáncer y en el 2010, tuvieron problemas para mantenerse al día con el pago de su hipoteca. Entraron en un período de modificación de tres meses y pensaron que todo estaría bien. Sin embargo, para su sorpresa, le notificaron que su casa estaba en proceso de embargo hipotecario, pese a que ellos cumplieron con los pagos, de acuerdo a su relato.

Los esposos ahora aguardan por una vista judicial pautada para el próximo 8 de julio.

“No se nos está oyendo, toda la realidad es que los documentos que han usado para hacernos el embargo de nuestra casa son inválidos, hay muchas cosas incorrectas, muchas violaciones de parte del banco”, explicó Byrnes a La Prensa.

Una auditoría independiente que iniciará oficialmente el 14 de julio podría abrir una caja de pandora, por lo que oficiales ya se están preparando para que en las próximas semanas otros afectados llamen por ayuda.

Según fuentes del tribunal, el fraude consiste en la falsificación de la nota en la cual los bancos adulteraban documentos para dar la impresión en la corte de que el banco es el dueño de esas propiedades. Los casos comprenden a dueños de casas que enfrentaron embargos hipotecarios, ventas de casa a corto plazo o propietarios al día con sus pagos, como el caso del mismo Acosta.

De esta forma, cuando se va a realizar la venta de la propiedad, la transacción no tienen validez.

Según Acosta, entre los bancos que estarían implicados figuran Bank of America, Chase, Wells Fargo, Citibank, HSBC Bank, entre otros.

“Vamos a iniciar una examinación forense comprensiva de los documentos de embargos hipotecarios de los últimos años ante las serias alegaciones que hemos recibido. Mi deber es proteger a mis constituyentes y perseguir la verdad y justicia para todos”, expresó Ramírez, durante el primer foro público de embargos hipotecarios junto a abogados y expertos en estos casos que se realizó en la Primera Iglesia Cristiana de Kissimmee, recientemente.

A esta cita acudieron varios abogados, consultores legales y el experto Dave Krieger, periodista y autor del libro Clouded Titles, responsables de descubrir el supuesto esquema de fraude de los bancos al usar documentos falsos por medio del sistema MERS (Electronic Mortage Record System).

Héctor Acosta, agente de bienes raíces por 18 años en Osceola, destapó estas aparentes irregularidades a nivel local con varias familias y, preocupado ante el asunto, contactó al Ramírez.

“Todos los afectados son familias hispanas, donde se dio la creación de documentos falsos hechos por los bancos para dar la impresión de que eran los dueños de las propiedades en proceso de embargos o de venta corta”, dijo Acosta sobre casos que ha seguido en los últimos tres años.

Acosta será uno de los ocho miembros del equipo de auditoría independiente a cargo de la revisión de los documentos de embargos hipotecarios en la corte de Osceola.

A lo largo de este tiempo, Acosta explicó que los títulos de propiedad fueron convertidos a “notas” en “acciones” y vendidas a Wall Street y a su vez, vendidas a diferentes inversionistas, por lo que una propiedad en embargo hipotecario podría tener muchos “dueños”.

Una de las afectadas, Carmen Rojas, dijo sentirse muy triste. “Es muy lamentable, estamos sufriendo, hemos sido engañados, pero que bueno que tengo a mi abogado que detuvo el proceso de desalojo y no me voy a dar por vencida”.

El pastor Víctor Morales, otro de los afectados, asistió a este foro no sólo para ahondar más sobre este tema sino para llevarle la información fidedigna a los miembros de su iglesia. “Me parece muy interesante e importante para nuestra comunidad tener esta información. Yo tengo el caso de mi casa, al tratar de modificarla empecé pagando $500 y ahora está subiendo a $900”, dijo Morales.

De igual forma, el pastor Mariano Ayala, anfitrión de esta charla comunitaria, dijo que esta iniciativa servirá para hacer un llamado de atención a otras familias: “entiendo que esto va a ser de gran bendición para aquellos que están sufriendo por perder sus casas, que no desmayen, que busquen ayuda y que no permitan que les quiten sus casas, hay esperanza”.

En este sentido, John Herrera, abogado que ha ganado casos por demanda contra este tipo de fraude por parte de los bancos con su oficina en Coral Gables, dijo que su visita al Condado Osceola responde a una grave situación de impacto nacional.

“Muchas veces hemos demostrado en la corte lo que han hecho los bancos a puerta cerrada”, afirmó.

Los interesados en crear un foro similar puede llamar a Héctor Acosta al teléfono: 407-709-4961 o comunicarse con el Secretario del Tribunal al 407-742-3708.