A votación propuesta de medio centavo

Sigue a La Prensa en Facebook

Orlando

Puede que para muchos consumidores pagar medio centavo extra sobre impuestos a las compras que realizan a diario sea una suma irrisoria, pero para los miles de estudiantes de Orange, la cantidad representa ciento por ciento una bicoca.

Esa es la cantidad extra que los residentes del Condado Orange pagan sobre la tasación a las ventas que realizan desde el 2002 cuando la medida fue aprobada por el 60% de los votantes en ese condado y que es recaudado por el distrito escolar, pero que vencerá en diciembre del 2015.

Es por eso que cuando los votantes de ese condado vayan a las urnas, en las próximas elecciones del 26 de agosto, encontrarán en la boleta la pregunta de si desean continuar pagando el medio centavo adicional por los impuestos, para ser utilizado en la construcción de nuevas escuelas y en la remodelación de planteles viejos, en necesidad de mejoría, como por ejemplo, las Escuelas Colonial, Olympia, Medow Woods, que cuentan con una gran población de estudiantes hispanos.

La sobretasa de desembolso de capital para las escuelas, mejor conocida en inglés como “school half-cent sales tax” es una imposición tributaria que añade al impuesto regular sobre las ventas, que en Orange es del 6.5%, medio centavo, dinero que es entonces recaudado por la junta escolar de ese condado para la construcción de nuevas escuelas y remodelaciones que permiten ambientes modernizados y adecuados para el aprendizaje.

De no aprobarse la extensión de esta medida más allá del 2015, las escuelas de Orange perderían un estimado de más de dos mil millones de dólares que se proyecta se podrían recolectar sobre los siguientes 13 años que la misma sería nuevamente implementada por los votantes.

Y es que aunque se trata solamente de la mitad de un centavo, el impacto económico para el programa de construcción de la Escuelas Públicas del Condado Orange (OCPS en inglés) que ofrece este impuesto supera los tres mil millones de dólares, de acuerdo con cifras presentadas por OCPS esta semana.

En su reporte, OCPS indica además que “mientras los estudiantes de Orange se benefician 100% de este gravamen, el 55% de este impuesto es pagado por los turistas.

Desde el 2003, este impuesto también ha servido para que miles de familias se beneficien mediante los más de 83 mil empleos en las construcciones de escuelas. El 88% de los fondos se usan para emplear contratistas locales.