Obispo bendice ruinas de antigua iglesia

Sigue a La Prensa en Facebook

St. Agustín

Este próximo septiembre se celebrará en los terrenos de Misión Nombre de Dios el desembarco del explorador Pedro Menéndez de Avilés, fundador de la ciudad de San Agustín, la más antigua de la nación.

Eric Johnson, director de la Misión dijo que ahora que se acerca esta celebración, las ruinas de la recién descubierta iglesia de 1677 serán una atracción única para los miles de visitantes del lugar. Igual fue la reacción del obispo de la diócesis de San Agustín, José Felipe Estévez, quien llamó el sitio “El Acre Sagrado” y levantó una de las rocas de la estructura para bendecirla.

El obispo Felipe Estévez realizó un recorrido sobre las ruinas de la iglesia española que recientemente habían sido descubiertas por los arqueólogos Katleen Deagan y Gifford Waters, del Museo de Historia Natural de la Florida, luego de obtener información del hallazgo de rocas de coquina en el lado este de la Misión Nombre de Dios en la ciudad de San Agustín.

El entonces gobernador de la Florida, Don Pablo de Hita en el año 1677, ordenó la construcción de la iglesia para proteger la capilla de Nuestra Señora de La Leche en la Misión Nombre de Dios, lugar donde desembarcó Don Pedro Menéndez de Avilés cuando fundó la ciudad.

Según el obispo Estévez es un buen momento para recordar que la Misión Nombre de Dios es una tierra sagrada que nos conecta a todos con la historia de esta nación y el surgimiento del cristianismo entre los nativos indígenas que ocupaban la mayoría de los territorios de la Florida a la llegada de los colonos españoles. “El descubrimiento de estas ruinas es algo muy sorprendente ya que se descubre una iglesia que fue sepultada por siglos por el medio ambiente en la Misión Nombre de Dios, un lugar que consideramos muy sagrado de la Florida. Los hallazgos de los arqueólogos están mostrando la obra de la misión de los franciscanos a principios del 1600 que construyeron esta iglesia para honrar a Nuestra Señora de la Leche y del Buen Parto, el primer santuario Mariano de la nación. Con los trabajos de los arqueólogos podemos entender una serie de datos sobre la vida de la orden franciscana que actualmente tenemos muy poca información histórica, aunque sabemos que la tribu Timucua fue evangelizada por los franciscanos y que tenían un sistema de educación del primer orden”, finalizó Estévez.

Lo que se sabe hasta ahora es que la iglesia tuvo dos períodos de su construcción, inicialmente fue construida con bloques de roca de coquina y más tarde se hicieron extensiones con paredes de tapia o tabby, también se está investigando si esta adición en la estructura pudo ser a consecuencia del ataque a San Agustín por los británicos de las Carolinas en 1702.

El obispo Estévez reconoció durante la entrevista la posibilidad de iniciar un proyecto de preservación visual de las ruinas de la antigua iglesia descubiertas para que estudiantes y visitantes a la Misión Nombre de Dios puedan verlas y hasta estudiarlas. Como ejemplo dijo que hay otras ruinas en la Florida que se han protegido del medio ambiente colocándole un techo y seguridad peatonal.