Enmiendas electorales en Orange: ¿qué significan?

Cuatro enmiendas a la constitución del Condado Orange forman parte de su boleta electoral este 4 de noviembre por lo que es necesario tener un conocimiento general de lo que significan y de qué manera impactarán su diario vivir de ser aprobadas o rechazadas.

Cuando los ciudadanos desean realizar cambios a la constitución de un condado, todo comienza con una petición de firmas. Luego de que las firmas son verificadas, los organizadores que realizan la petición tienen una fecha límite de 45 días para entregar las firmas antes de una elección.

La enmienda A, propone que la fecha límite para entregar las firmas sea extendida a 150 días antes de una elección.

La enmienda B, una de las más controversiales, propone una prohibición a que se realicen consultas populares que dicten los salarios, beneficios y horas para los empleados en el Condado. Esta propuesta surge del escándalo del “textgate” en el que comisionados del Condado Orange fueron sorprendidos intercambiando mensajes de texto con empleadores de grandes compañías para prevenir que se incluyera en la boleta electoral en el 2012 la opción de pago por enfermedad. Aún no se sabe qué pasará con esta propuesta, ya que en 2013, el gobernador Rick Scott aprobó una ley que previene a los gobiernos locales tomar dichas decisiones.

La propuesta C busca que todas las elecciones a puestos públicos en el condado cambien de no partidistas a partidistas y que el alcalde sea elegido cada cuatro años. Los que apoyan estos cambios argumentan que el alcalde recibiría mayor cantidad de votos debido a que la tendencia es que los ciudadanos salen a votar cada cuatrienio. En cuanto a ponerle un sello partidista a las elecciones en el condado, algunos piensan que los votantes independientes se verían afectados ya que no participarían de primarias. Actualmente los votantes independientes son los de mayor crecimiento en el estado.

Y la propuesta D cambiaría de partidistas a no partidistas las contiendas por puestos constitucionales como el Alguacil del Condado, el Tasador de Propiedades, el Supervisor de Elecciones, el Secretario de las Cortes, el Contralor y el Recaudador de Impuestos.