Piden a Obama agilizar Medalla de Oro

Piden a Obama agilizar Medalla de Oro
Los veteranos de la 65 de Infantería, mejor conocidos como 'Borinqueneers'
Foto: Archivo

El senador federal de Florida Marco Rubio urgió en una carta al presidente Barack Obama a tramitar la rápida expedición de la Medalla de Oro del Congreso que honra las acciones heroicas en combate de los ‘Borinqueneers’.

Estos soldados puertorriqueños esperaron seis décadas para que el Congreso reconociera en ley que el regimiento merecía tal condecoración que, junto a la Medalla Presidencial de la Libertad, es el premio civil más alto de Estados Unidos.

En la misiva, fechada el 24 de febrero, Rubio le pide al primer mandatario que no demore más, ya que, tal como reportó La Prensa, cuatro veteranos del regimiento han fallecido desde que se firmó la ley el 10 de junio de 2014.

Esta ley reconoce la intervención militar del Regimiento 65 de Infantería en la Primera y Segunda Guerra Mundial y en el conflicto de Corea, al tiempo que sufrían segregación y discriminación racial.

El regimiento cuenta con 10 Cruces de Servicio Distinguido, más de 250 Estrellas de Plata, 600 Estrellas de Bronce y casi 3,000 condecoraciones del Corazón Púrpura.

“Los Borinqueneers pelearon férreamente por nuestra nación y, dadas sus edades, muchos de ellos están preocupados de que nunca verán la Medalla de Oro”, lee la carta de Rubio, uno de los patrocinadores de la propuesta de ley que otorgó la distinción. “Por esta razón, muy respetuosamente, le pido su ayuda en la emisión y grabación inmediata de la Medalla de Oro del Congreso, para honrar a los hombres que más lo merecen del Regimiento 65 de Infantería, los Borinqueneers”.

La medalla original de oro tiene un valor de $30,000 dólares y una vez esté lista será custodiada en el Smithsonian Institute en Washington DC. La misma se puede tomar prestada para eventos o actos públicos.

La fábrica de monedas de Estados Unidos o el United States Mint tendrá disponibles para la venta réplicas de bronce, que pueden ser además, compradas por el público.

“Actualmente estamos trabajando con el exsecretario de Justicia de Puerto Rico, José Fuentes Agostini, y otras organizaciones para levantar fondos y comprar unas mil réplicas de bronce”, explicó Dennys Freytes, veterano y activista de la Florida Central.

Freytes agregó que después que la Medalla de Oro sea develada, posiblemente a finales de este año en la Casa Blanca, realizarán una gira nacional.

“Queremos que la antorcha de los Borinqueneers, patrimonio hispano puertorriqueño, se mantenga encendida para siempre”, agregó el veterano.

Por otro lado, las autoridades del Condado Osceola y de la ciudad de Kissimmee rindieron homenaje a los integrantes del regimiento con la colocación de dos rótulos conmemorativos en la parte norte y sur de la Avenida Michigan. Un tramo de la avenida los honra ahora con su nombre.

La vicepresidenta del Condado Osceola Viviana Janer agradeció a los soldados por servir a la nación con honor y lealtad durante un evento realizado la semana pasada en el que se dieron a conocer detalles de lo que significa este nuevo reconocimiento. Otros oficiales electos asistieron a la actividad.