Aprueban ordenza contra robo salarial

Osceola se convirtió en el primer condado en el centro de Florida que le da la opción a los trabajadores de reclamar, fuera del sistema judicial, salarios devengados pero no pagados por lo empleadores
Aprueban ordenza contra robo salarial
Los trabajadores que dependen en gran parte de sus propinas para su sustento
Foto: Archivo

Más del 16% de las familias que residen entre el condado Osceola y Orange viven bajo el nivel de pobreza. Muchas de estas familias, en su mayoría hispanas, enfrentan otros desafíos, como poco acceso a una mejor educación y abuso laboral a consecuencia de las barreras del idioma.

Esto se evidencia a la hora de reclamar salarios no pagados, pues en su mayoría los afectados no pueden sufragar los honorarios de una representación legal adecuada y tampoco cuentan con los recursos necesarios para representarse a sí mismos, o pro se, en un tribunal.

“El impacto del robo salarial no solamente toca nuestros hogares, también dañan el clima comercial del Condado Osceola. Las compañías que juegan limpio se ven afectadas por aquellas que rompen las reglas”, escribió el representante federal Alan Grayson en una carta dirigida a la Comisión del Condado Osceola, el 24 de febrero de este año. En dicha misiva, el congresista le propone a los comisionados crear una cuerpo ministerial que vele por los derechos de los obreros. Los condados de Miam-Dade, Alachua, Broward, han implementado modelos similares.

Por ejemplo, desde que la medida fue aprobada en el Condado Miami-Dade, se han presentado unas 2,000 querellas y se han pagado unos $2 millones en penalidades y reclamos.

“Como ustedes saben, los residentes de Osceola usualmente trabajan en la industria del turismo, las ventas al detalle y en trabajos de construcción. Estos son los mismos comercios donde se experimentan casos rampantes de robo salarial, donde los empleadores clasifican a sus empleados como contratistas independientes, forzándolos a trabajar fuera de horario, a pagarles atrasado o simplemente a no pagarles”, lee la carta.

Este pasado lunes, la comisión votó 4-1 a favor de promulgar una ordenanza que les permitirá a los trabajadores reclamar, fuera del sistema judicial, salarios no pagados.

El robo salarial se produce cuando “cualquier empleador deja de pagar alguna porción de los salarios debidos a sus empleados, según la tasa salarial aplicable al empleado, dentro de un plazo razonable desde la fecha en que ese empleado realizó el trabajo para el cual fue contratado”.

“Esta es una victoria para nuestros trabajadores, quienes tienen derecho a los salarios por los que trabajan tan duro para poder mantenerse a sí mismos y a sus familias”, dijo el comisionado Michael E. Hartford, quien presentó las regulaciones, las que serán las primeras de su tipo en la Florida Central. “Me complace que la comisión haya decidido proteger nuestros ciudadanos aprobando esta ordenanza. Esta es una herramienta de bienvenida que ayudará a una mejor vida para aquellos en nuestra comunidad que han sido marginados”.

El único voto en contra lo emitió Fred Hawkins Jr., el único representante republicano en la comisión.

Hawkins dijo que no votó a favor de la medida porque no se presentó un plan presupuestario de lo que costará implementar la propuesta.

“A mí me interesa este tema. Pero creo que es algo que debe ser administrado mejor por el sistema judicial”, señaló Hawkins. “La gente elige a los magistrados porque confían que al otro lado de la calle (edificio que alberga el tribunal) ellos manejarán sus casos adecuadamente”.

La ordenanza, permite que se presente una querella por robo salarial desde $60. Se requiere respuesta del empleador dentro de 20 días y autoriza poderes de citación y una audiencia ante un oficial designado por el condado usando las Reglas de Procedimiento Civil de Florida.

El peso de la prueba, por una preponderancia de la evidencia, se basa en el empleado.

Por otro lado, la ordenanza establece que:

1-Si se encuentra que hubo una violación de robo salarial el empleador debe pagar tres veces el monto de los salarios atrasados y podría ser ordenado a pagar honorarios razonables a abogados, costos y gastos administrativos del condado.

2-La falta de pago dentro de los 45 días podrá requerir el pago de la tasa de interés legal.

3-Un empleador que despida o discrimine a un empleado por hacer una querella autoriza a la parte agraviada a continuar una acción civil similar a la Ley de Denuncias Internas.

4-Una vez transcurrido el tiempo para apelar y después de la orden final, elCondado podrá suspender o revocar un comprobante fiscal de negocios locales basado en violación de este capítulo.