Desacuerdo entre Borinqueneers por diseño de medalla de oro

Sigue a La Prensa en Facebook
Desacuerdo entre Borinqueneers por diseño de medalla de oro
Germán Colón, junto a Enrqiue De Jesús, Feliz López y familiares, vieron por primera vez el diseño de la medalla. Héctor Rodríguez lo muestra a los asistentes.
Foto: Cecilia Figueroa / La Prensa

El diseño de la Medalla de Oro Congresional que reconoce el notable servicio de los miembros del 65 Regimiento de Infantería, los ‘Borinqueneers’ se ha convertido en una más de las batallas en el de por sí largo camino para dar el merecido reconocimiento a estos veteranos puertorriqueños.

Germán Colón, de 87 años, pidió a los involucrados en el proceso del diseño de la Medalla de Oro Congresional, que esto no se convierta en algo político, para que no se pierda el enfoque de lo que realmente significa este reconocimiento para los Borinqueneers.

Y es que ya ha sido escogido el que será el diseño de la medalla, una imagen de un soldado con rasgos físicos latinos, pero no todos los veteranos del regimiento están de acuerdo con la selección.

“No se tomó en cuenta que los soldados y sus familias querían sentirse parte de este proceso. Un grupo de personas en Washington DC tomó las decisiones de lo que serían las alternativas, sin contar con la opinión de la mayoría de los Borinqueneers. Por esto estamos enfadados”, dijo Héctor Rodríguez, presidente de Veteranos de Osceola.

Algunos de los Borinqueneers expresaron a La Prensa que les hubiera gustado que la insignia del grupo estuviera en el frente de la moneda.

“Cuando vienen estas reuniones, eventos, no todos tienen un correo electrónico, pero hay teléfonos, sería bueno tener una base de datos para todos, donde alguien pueda asegurarse de que todos han sido informados”, dijo Colón, quien en una reunión reciente junto a otros Borinqueneers vieron por primera vez el diseño de la medalla.

Jose Colon, Sargento Mayo del Regimento de 65 Infanteria, de los Borinqueneers dijo que quiere su voz y los de muchos Borinqueneers sean escuchados en el proceso de la Medalla de Oro Congesional.
Jose Colón, sargento mayor del Regimento de 65 Infantería,dijo que quiere que su voz y la de muchos Borinqueneers sean escuchadas en el proceso de la Medalla de Oro Congesional.

Esto ocurre unos días después de haberse efectuado una conferencia telefónica en Kissimmee donde se escucharon recomendaciones y se escogió el diseño de dicha medalla, por la Casa de la Moneda de Estados Unidos. Allí se presentaron oficialmente los diseños preferidos ante el Comité Asesor de Acuñación de Ciudadanos (CCAC, por sus siglas en inglés) y después de un debate y votación se eligió el diseño sugerido por el equipo de enlace del Diseño de la Medalla.

Samuel Rodríguez y Javier Morales fueron las personas designadas por el senador Marco Rubio, el comisionado residente de Puerto Rico en Washington DC Pedro Pierluisi y el congresista Bill Posey como los puntos de enlace del comité del diseño de la medalla (Congressional Gold Medal Liaison Team) en conjunto con representantes en Washington y Puerto Rico.

Tanto Rodríguez como Morales entregaron un informe de 75 páginas al comité, con información recopilada que cuenta las historias en batalla de los soldados, sus experiencias y otros datos que sirvieron de base a los artistas que realizaron los diseños.

Rodríguez, dijo que no existen divisiones y que ellos están abogando siempre por la unidad y el respeto que se merecen este grupo de hombres “que defendieron nuestra nación y merecen este reconocimiento”.

“Todos debemos estar unidos, aquí no hay lugar para divisiones. Todos los Borinqueneers merecen esta medalla, queremos que todos reciban una réplica de ésta. Cuando sucede cualquier cosa que desvíe de este propósito, les estamos faltando el respeto a ellos. Estamos tratando de hacer un puente con los anglosajones, para que ellos entiendan el sacrificio de los Borinqueneers. Esta medalla no es solo para los puertorriqueños, es para los hispanos, queremos hacerlo lo mejor posible, con el respeto y honor que se merecen por lo que hicieron”, dijo Rodríguez.

Enrique De Jesús, de 86 años, Germán Colón, 87 y Feliz López, de 90 años, Borinqueneers quieren ser partícipes del proceso de la medalla y que su voz se tome en cuenta.
Enrique De Jesús, de 86 años, Germán Colón, de 87, y Feliz López, de 90 años, borinqueneers que dicen quieren ser partícipes del proceso de la medalla y que su voz se tome en cuenta.

Además, exhortó a los Borinqueneers y a los familiares a unirse al grupo de Facebook bajo el nombre ‘Borinqueneers Congresional Gold Medal Ceremony National Comittee’ o a visitar la página oficial en la Internet http://www.65thcgmteam.com.

Rodríguez explicó que la concejal Wanda Rentas, de Kissimmee, es la persona encargada en Florida de ayudar en este proceso y agradeció su gestión en pro de conseguir esta medalla.

Rentas, quien organizó en 2013 un reconocimiento en Kissimmee a más de 50 Borinqueneers con la asistencia del gobernador de Florida, Rick Scott, y autoridades a nivel nacional y local, dijo que toda su participación ha sido de corazón, sin ninguna motivación política.

“No hay que olvidar que los que merecen todo honor y ser reconocidos por su legado son los Borinqueneers. El mérito es de ellos, de nadie más. Si alguien ha apoyado a que esta medalla sucediera, agradezco a todos los que han hecho algo por ellos, debemos ser agradecidos por el servicio que los Borinqueneers han prestado, ese debe ser el legado que se recuerde, por su valiosa contribución”, dijo Rentas, quien destacó que la conferencia telefónica que se llevó a cabo para escoger el diseño fue abierta al público y que se envió un comunicado de prensa a los medios de comunicación.

Voces de los Borinqueneers

Por otro lado, Frank Medina, presidente del Comité Nacional de Alianza de la Medalla de Oro Congresional para los Borinqueneers, reclamó que no hubo suficiente esfuerzo para involucrar a todos los Borinqueneers en asuntos tan importantes como el diseño de la moneda.

“Estoy sorprendido que no se hizo más para contactar a los veteranos, aunque sugerí al equipo de enlace del diseño que esto fuera más abierto. Nuestra organización colectó comentarios en formularios el año pasado que fueron enviados al comité. El diseño elegido no capta las ideas y cómo los veteranos experimentaron dicha guerra”, dijo Medina.

Rodríguez dijo que quiere traer conciencia con este sentir para que se comuniquen con estos veteranos que quieren ser parte de esto proceso y merecen ser escuchados.

Un grupo de Borinqueneers y veteranos de guerra en la Florida Central levantaron su voz para que se logre una unidad total enel proceso de Medalla de Oro Congresional
Un grupo de Borinqueneers y veteranos de guerra en la Florida Central levantaron su voz para que se logre la unidad total en el proceso del diseño de la Medalla de Oro Congresional.

José Colón, de 96 años, sargento mayor del Regimiento de 65 Infantería, con uno de los más altos rangos en ese entonces, dijo que a pesar que no fue invitado ni conocía de la conferencia telefónica, le gustaría participar y que se encuentre una forma de entablar una sola lista de Borinqueneers para estar en el mismo plan.

Enrique De Jesús, de 86 años, dijo que le hubiera gustado haber participado de dicha reunión, pero que fue hasta el día de esta conferencia de prensa que ellos por primera vez vieron el diseño de la medalla. Comentó que unos coincidieron con ella mientras otros estuvieron en desacuerdo con tal diseño, al no mostrar según ellos lo que realmente representan como grupo.

El diseño de la medalla será enviado a la Casa de la Moneda para la autorización de su acuñación. Luego se realizará una ceremonia para su presentación oficial en el Capitolio.

El proceso de la medalla

La pieza legislativa que logró se le reconociera al Regimiento 65 de Infantería con la Medalla de Oro Congresional fue presentada por el Comisionado Residente de Puerto Rico en Washington DC Pedro Pierluisi y el congresista republicano Bill Posey. Ambas cámaras del Congreso aprobaron la ley en mayo de 2014. El 10 de junio, el Presidente Barack Obama, la convirtió en ley el 10 de junio del 2014, durante una ceremonia.