Legislatura de Florida analiza otorgar licencias de conducir a indocumentados

El representante José Javier Rodríguez sometió la propuesta para beneficiar con permisos de conducción a todos sin importar el estatus migratorio
Sigue a La Prensa en Facebook
Legislatura de Florida analiza otorgar licencias de conducir a indocumentados
La Legislatura de Florida estudiará de nuevo una iniciativa encaminada a otorgar licencias de conducir a miles de indocumentados en el estado, similar a una que fracasó el año pasado.
Foto: EFE

La Legislatura de Florida estudiará de nuevo una iniciativa encaminada a otorgar licencias de conducir a miles de indocumentados en el estado, similar a una que fracasó el año pasado.

El representante demócrata José Javier Rodríguez sometió la propuesta que busca beneficiar con permisos de conducción a todas las personas “independientemente de su estatus migratorio”.

“Si seguimos el ejemplo de otros diez estados en el país que no excluyen a los inmigrantes indocumentados de obtener licencias de conducir, haríamos más seguras las carreteras de la Florida”, expresó el legislador en un comunicado.

Rodríguez forma parte de un grupo bipartidista que ha impulsado esta medida en sesiones legislativas pasadas basado en una mayor seguridad en las carreteras y la generación de ganancias de $8,7 millones por el costo de expedición de las licencias.

“Queremos que todos los conductores de Florida estén asegurados y que hayan aprobado el examen básico de manejo que se requiere en el estado”, agregó Rodríguez.

Se trata de una enmienda a la actual ley de Florida que pide como requisito para solicitar licencias de conducir la tarjeta de Seguridad Social u otros documentos federales que certifiquen el estatus legal migratorio.

Grupos de derechos civiles y proinmigrantes en Florida calculan que unos 950,000 indocumentados del estado estarían necesitados de una licencia de conducir.

En 2013 un proyecto al respecto, que favorecía a estudiantes indocumentados, fue vetado por el gobernador Rick Scott.

Estos estudiantes de todas formas ya se iban a beneficiar de la Acción Diferida (DACA) de 2012, el primer alivio migratorio decretado por el presidente Barack Obama y que ha salvado temporalmente de la deportación a unos 600,000 estudiantes indocumentados del país.