Test Drive Kia K900 2016, nueva frontera del lujo

Kia está tratando de entrar al segmento de los autos de lujo con el Kia K900 2916 y aunque tiene suficientes elementos para hacerlo, todavía no logra convencer a suficientes compradores para hacer impacto significativo. Tiene muy buenos elementos de…

Kia está tratando de entrar al segmento de los autos de lujo con el Kia K900 2916 y aunque tiene suficientes elementos para hacerlo, todavía no logra convencer a suficientes compradores para hacer impacto significativo.

Tiene muy buenos elementos de diseño y tecnología, pero sobre todo, un precio que debería atraer a más compradores, aunque quizá el problema es que no muchos entienden la lógica de pagar más de $60,000 por un KIA.

El modelo de nuestro Test Drive tenía la pintura exterior Snow White Pearl y para ser honestos, tiene una imagen sumamente refinada, aunque tampoco llega – todavía -, a niveles de otros modelos establecidos en el segmento de los sedanes grandes de lujo como el BMW 7 Series, el Mercedes-Benz S Class, el Audi A8 o el Lexus LS.

La ventaja es que aunque ya está cerca de ese nivel de exclusividad, no tiene el precio que hasta ahora ha limitado a muchos compradores disfrutar del lujo, la tecnología y el diseño más avanzado de la industria.

Con un precio base (Manufacturer´s Suggested Retail Price, MSRP) de apenas $54,900, más el VIP Package ($5,000), el total llegó a los $$60,850, incluyendo el Cargo por Distribución y Entrega.

Por ese precio, se incluyen asientos forrados en piel de Nada, detalles de madera exótica, asientos traseros que se pueden reclinar y cuentan con sistema de apoyo lumbar y suficiente espacio para disfrutar como si se viajara en la cabina de un Jet Privado.

Test Drive Kia K900 2016, nueva frontera del lujo

El KIA K900 2016 es impulsado por un motor V6 que genera 331 caballos de fuerza y tiene suficiente torsión para moverse por calles y carreteras con gran firmeza y la suavidad que se espera de un sedan grande de lujo.

Y como el resto de los modelos de la marca coreana, el K 900 está respaldado por la garantía de tren motor de 10 años, además de cinco años o 60,000 millas garantía general y servicio de asistencia en la carretera.

Así que para cualquiera que quiera disfrutar de un verdadero auto de lujo, sin tener que pagar el máximo posible, el KIA K900 2016 es un modelo que tiene que ser tomado en cuenta seriamente.

A favor: Experiencia de manejo silenciosa, potente y firme. Gran espacio en ambas filas de asientos y un precio que no tiene competencia en este segmento.

En contra: No ofrece el menor indicio de un manejo que se parezca al más modesto deportivo. La suspensión podría tener más elementos adoptivos para mejorar la experiencia general de manejo. Para los nostálgicos se podría comparar con uno de esos enormes Oldsmobiles de hace varias décadas.