Qué hacer si te detiene la policía

El respeto es lo primero que debemos tener en cuenta.
Qué hacer si te detiene la policía

Aunque hay muchos automovilistas que se ponen nerviosos cuando la policía los detiene, lo mejor es permanecer tranquilo y ser cordial. Claro, además de tener todos los documentos (seguro, licencia, documentos del auto, etc.) en regla. A continuación, unos consejos para que todo salga bien.

–          Si observas que la patrulla se ubica detrás de tu auto y enciende las luces de las torretas, lo mejor es orillarse, pero teniendo cuidado de no realizar una maniobra que ponga en peligro a otros automovilistas. Hay que hacerlo de manera cuidadosa, pero lo más pronto posible.

–          Evita detenerte en lugares “peligrosos” como son las salidas o entradas a vías rápidas, cruces concurridos, etcétera.

–          Uno de los primeros puntos que te recomiendan es el de “mantener siempre las manos en el volante, a la vista”. Es fácil para los policías “desconfiar” de alguien que no muestra las manos.

–          Si la detención se lleva a cabo en la noche, hay que detener el auto y, de preferencia, encender las luces del interior para que el oficial tenga mejor visibilidad.

–          Si vas acompañado por más gente, pídeles que de ninguna manera se vayan a bajar del vehículo salvo que el policía se los indique.

–          Una cosa importante, aunque no lo crean, es el respeto. A nadie nos gusta que nos traten mal o sin educación, pues lo mismo para nuestro trato con los oficiales. Si nos detienen, alguna buena razón tendrán para hacerlo. Escuchemos con calma y seamos respetuosos.

–          El diálogo se llevará en primer lugar entre el policía y el conductor, al menos que el oficial involucre a alguien más en la plática. De no ser así, los demás ocupantes deberán estar tranquilos y nos discutir con la policía.

–          No recibas al policía en tu auto con la música a todo volumen o en medio de una discusión con los pasajeros.

–          Los buenos modos, el respeto y la cultura pueden ser factores importantes a la hora de que emitan tu infracción. ¡Piénsalo!