¿Vibra tu auto? ¿No sabes la razón?

Aquí te damos las cinco más probables.
¿Vibra tu auto? ¿No sabes la razón?

Los motivos por los cuales tu auto presenta distintas vibraciones pueden desprenderse de pequeñas fallas que, muchas veces, no resultan tan caras de reparar. A continuación, te presentamos cinco razones por las cuales tu auto parece que tiene frío todo el tiempo.

1 Balanceo

El balanceo de las ruedas es básico para que no se presenten vibraciones, sobre todo cuando uno pasa las 45 millas por hora de velocidad. El peso mal repartido en los neumáticos y rines es una de las principales razones de las vibraciones. La solución es fácil y rápida.

2 Discos o tambores de freno

Los frenos (discos y/o tambores) trabajan a muy altas temperaturas y llega a suceder que cuando vienen muy calientes y pisamos algún charco, llegan a sufrir alguna alteración (se tuercen) y a la hora pisar el pedal del freno el auto parece que se va a desarmar, sobre todo a velocidades por encima de las 40 millas. Con una rectificación quedan como nuevos.

3 Neumáticos

A veces no nos damos cuenta, pero a los neumáticos les salen “chichones”, algunas veces por un golpe, por desgaste, por tenerlos a una presión incorrecta, etc., razón suficiente para que el auto vibre sin control. En este caso lo mejor es cambiar el neumático.

4 Ejes

Aunque es una falla rara, los ejes pueden estar chuecos por distintas razones, pero casi siempre por algún golpe. Regularmente estas fallas se sienten a una determinada velocidad, y si se va más lento o más rápido, desaparecen. La reparación no es barata, pero es obligada.

5 Clutch o embrague

A veces el auto vibra cuando sacamos desacoplamos el embrague y la explicación es que el desgaste lo está llevando al extremo. Es hora de ir pensando en ahorrar unos dólares y cambiar, cuando menos, el disco del embrague. No es barata la compostura.