La Administración cuelga el cartel de “no se ofrece empleo”

El presidente congela la contratación de personal para el Gobierno Federal.
Sigue a La Prensa en Facebook
La Administración cuelga el cartel de “no se ofrece empleo”

Una de las primeras órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump ha sido congelar las contrataciones civiles federales. El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que con ello se quiere “contrarrestar la fuerte expansión de trabajadores federales en los últimos años”. Es una orden que no afecta a las fuerzas armadas, solo al personal civil, y que llega el mismo día en el que el presidente ha prometido a los empresarios reducir las regulaciones desde Washington.

Las estadísticas oficiales no recogen una subida en el número de trabajadores federales en los últimos años. Según la Oficina de Gestión de Personal en el último medio siglo apenas ha habido sustanciales variaciones de la fuerza laboral federal pese a que entonces el país tenía 186 millones de habitantes y actualmente algo más de 324 millones. Solo en los años ochenta, durante la presidencia de Ronald Reagan, y en algunos momentos de principios de los noventa ha habido más de tres millones de trabajadores en la nómina.

empleados-federales-civiles

Según los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales, en diciembre del año pasado había 2.8 millones de personas trabajando para el estado federal. En enero de 2009, cuando Barack Obama asumió la presidencia, había 2.78 millones de trabajadores federales civiles, un número que se ha mantenido relativamente estable durante sus dos legislaturas. La gráfica del personal es una de las más planas que se pueden encontrar salvo temporales saltos cada 10 años cuando, de acuerdo con el mandato constitucional, tienen que actualizarse las cifras del Censo y se contratata temporalmente a un fuerte contingente de trabajadores. De hecho, algunas oficinas federales tienen un fuerte déficit de trabajadores desde hace años.

La congelación decretada por el nuevo presidente impedirá que se cubran puestos de trabajos que se queden vacantes por jubilación o enfermedad pero apenas cambiará el tamaño de la fuerza laboral del Estado a corto o medio plazo.

Hay varios motivos por el que estos trabajos federales se han mantenido relativamente estables durante décadas. El primero es que la fuerza laboral que más ha crecido es la de los estados y gobiernos municipales. El segundo, y más importante, es que una buena parte del trabajo de la Administración Federal se hace a través de subcontratas con el sector privado y es ahí donde están creciendo fuertemente los gastos del Gobierno central.

De acuerdo a un informe de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, una agencia de expertos no partidista) de hace poco más de un año es el gasto que más ha crecido como porcentaje del gasto federal y por encima de la inflación pero no se sabe cuántas personas trabajan para estas subcontrataciones que van desde apoyo en tecnologías de la información hasta equipamiento de la Marina.